Una caracola con historia. Una caracola de modelo (microrrelato finalista en Wonderland)

Y hete aquí una caracola con historia...

Hace años, muchos años, fue cobijo de algún "tritón del Mediterráneo". Un ser vivo marino que habitaba en aguas templadas.

Sirvió de modelo al pintor Enric C. Ricart en sus lienzos llamados "Naturaleza muerta", cuando aún
persistían las tendencias artísticas del realismo, antes de iniciarse la evolución en la vorágine de vanguardia hacia la abstracción total y lo no figurativo.

Reposó silenciosa, custodiando nostalgias, en una vitrina del salón de la casa de mi madre.
Aquel mueble acristalado protector de objetos frágiles y valiosos.

De allí la rescaté porque la quise para mí. La preferí antes que escoger algún objeto de plata, alguna escultura, o cualquier cerámica o vajilla de gran valor.

Así puedo escuchar, siempre que lo necesite, el murmullo del mar que guarda en su interior y me regala cada vez que me la acerco a mis oídos.
Ella es generosa.
Amplifica el sonido fluctuante de las olas, musitando a la vez, o al menos a mi me lo parece, el dulce bisbiseo de las voces de mis seres queridos ausentes.

Y como no podía ser de otra forma, le quiero dedicar un texto, un microrrelato que como ella, en lo pequeño se hace grande, en lo sencillo, tierna, y en la esencia de "naturaleza muerta", inmortal.


UNA CARACOLA DE MODELO (Microrrelato)

Ella posa inmóvil.
Pone al descubierto las formas redondeadas de su cuerpo, los recovecos misteriosos de genuinos murmullos, los repliegues de su piel.
Mientras, el pintor observa sus rasgos para captar con maestría la hechura de su pose.
Ella puede sentirse la Friné ante Praxíteles o Margarita Luti ante Rafael o Josefa Tudó ante Goya, porque es musa, divinidad inspiradora, observada en detalle por ojos que conciben la realidad diversa y múltiple para plasmar en sus lienzos.
Dicen de ella que es "naturaleza muerta" de un bodegón, sin embargo, llena de cromatismo y de luz, ha quedado inmortalizada para siempre.

Y ves por dónde que este microrrelato ha resultado FINALISTA en esta primera semana del concurso de Wonderland, conducido por Rosa Gil y Jordi Muñoz, director de la Escuela de escritores del Ateneu de Barcelona.
Comparto cartel con un abanico de excelentes autores:
el GANADOR con "Adaptación al sistema"de Gabriel Pérez, Deshielo de Pilar Alejos, Regalo de despedida de Manuel Menéndez, entre iguales de Mikel Aboitiz y En busca del crepusculo de Pablo Núñez.

En este enlace los podrás leer todos: Wonderland Rne






Comentarios

  1. Anna, enhorabuena por tu bello relato finalista en Wonderland. 👏🏻👏🏻👏🏻

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Pilar por llegar hasta aquí y comentar. Estamos en el mismo cartel así pues felicidades a ti también.

      Eliminar
  2. Me alegra mucho tu vuelta, porque tus palabras son siempreuny goce y todo lo que nos narras anterior del relato, una delicia haciendo homenaje a los recuerdos queridos. Me alegro mucho de que hayas sido finalista, es muy bonito.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muchisimas gracias a ti, Nani, por tus fieles y amables comentarios. Me alegra mucho que te guste y ese es el premio, la respuesta de vuestra presencia.Besicos para ti.

      Eliminar
  3. Aunque con un poco de retraso, felicidades, Anna, por este relato. Espero seguir leyendo tus letras con asiduidad, que merecen la pena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángel para lo bueno siempre es el momento idóneo de las cosas, como por ejemplo, para tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares