y su voz se apagó

Y su voz se apagó...
Descansa mamá




Comentarios

  1. Un abrazo enorme, querida Anna, mucho más grande y consolador que los que te mando siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel, me llega tan cálido tu abrazo. Besos

      Eliminar
  2. Tenía que ocurrir y os convenía que sucediera. Ahora estáis en paz. Te agradezco el relato del recorrido final. Ya sabes cómo pienso y creo. Estoy convencido de que ahora estaréis aún más unidas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tristeza Miguel Ángel. Me siento cansada, triste pero muy reconfortada de haber estado a su lado has ta el final. Si hubieras visto horas antes de su fallecimiento como le canté al oido sus canciones preferidas y ella, con su hilo débil de voz, unos instantes, cantó conmigo. Nos regalamos la una a la otra, esos momentos, como tantos otros, irrepetibles, únicos y extraordinarios. Me la llevo en el corazón y vivirá siempre en mi. Muchos besos, amigo.

      Eliminar
    2. Gracias, Anna, estoy seguro que no olvidarás jamás esos momentos, y que te serán de gran ayuda cuando lo necesites.
      Por experiencia te lo digo.

      Eliminar
  3. Me parece que ya te dije algo por FB, peor por si no fue así te lo digo ahora.
    La vida es así y hay que seguir adelante con sus recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares