dissabte, 11 de març de 2017

Reacción.







Él tardaba en llegar.
Ella, no esperó más.
Dejó sobre su cama las ganas de sentir el último verso que el farsante le dedicaba.








Para los viernes creativos. Porque la cuestión es escribir.

2 comentaris:

  1. Cuánta poesía encierran tus palabras. Preciosos.
    Besicos muchos.

    ResponElimina
  2. Un farsante es un farsante, aunque trate de disfrazarlo con poesía que embelesa y seduce.
    Un abrazo, Anna

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dime lo que quieras

Nom

Correu electrònic *

Missatge *