dissabte, 28 de gener de 2017

Desde una cuneta

Relato finalista en el concurso Wonderland conducido por Rosa Gil de RNE.



Me montas enfundado en chupa y pantalón de piel con tu casco protector. Yo, entre tus piernas, te respondo con un rugido que despierta amaneceres. Rodamos con prestancia y equilibrio. Bordeamos costas, atravesamos acantilados de piedra caliza que contrastan con el mar y sentimos placer cuando de frente nos acaricia el viento, hasta que languidece la tarde y en el mirador, disfrutamos de ocasos incandescentes que se apagan con la noche.
Sin embargo, hoy todo es silencio. No habrá más roce de tu piel y mi rugido es desesperado. El azar, en un tramo maldito, nos ha adelantado el crepúsculo.





2 comentaris:

  1. Anna. que clar i que contundent. I conté unes metàfores genials. "El azar en un momento maldito nos ha adelantado el crepúsculo" i anterior a este " difrutamos de atardeceres incandescentes que se apagan en la noche". Fantàstic!!! Un petò ben gran, no mira, te'l merixes mes gran: Una abraçada del òs.

    ResponElimina
  2. Un relato lleno de fuerza. Muchas felicidades, Anna. Siempre que puedas, no nos prives de tus letras.
    Un abrazo

    ResponElimina