dijous, 28 de gener de 2016

Que tu razón te acompañe


No saliste de mi vida hasta que pude apartarte de mi mente.
Desde aquel ayer hasta este hoy pasaron unos años.
No fue tiempo perdido el empleado en tratar de superar aquel proceso.
Lo expreso hoy que lo miro con perspectiva.
Entonces no me parecía fácil, cuando día a día trataba de entender aquel fracaso, aquella pérdida, aquel dolor, tu indiferencia dañina.
Nunca dijiste ni una palabra para intentar arreglarlo, ni una palabra de disculpa. Creías tener la razón.
Y te quedaste con tu solipsismo en la atalaya intransigente de tu egolatría. Conceptos profundos, si, como profunda mi tristeza que se transformó en ira, en enojo, y en mi no saber qué hacer para defenderme de aquella inexistencia. Dejamos un reguero de pólvora silenciosa alrededor de nuestro espacio, que estalló hasta no quedar nada.
Olvido.
Puede que dejes de ser, pero ahora en el más puro sentido de la existencia, ya dejaste de ser cuando necesitaba que fueras y te esperé mucho tiempo.
Se equilibrará la balanza.
Eso es lo que traen los silencios y mucho más, si se hacen eternos

dimarts, 26 de gener de 2016

Excéntrica decoración

Ernesto borda el papel del Mercury abrazado a la aspiradora y cantando I Want To Break Free o imita a la Montiel en la violetera, y en vez de repartir flores a sus amigos, reparte gin tonics, con pañoleta, mandil y un cesto colgado del brazo.
Es genial amenizando fiestas en su apartamento.
Julia, su secretaria, enamorada de su seriedad, una noche se presentó por sorpresa. Ernesto abrió la puerta con kimono rojo. En aquella velada imitaba a Madame Butterfly y lucía a conjunto unos diminutos gayumbos rojos.
Julia quedó catatónica.
Ernesto, para no dejar colgados a sus invitados, la desnudó, le puso por sombrero una pantalla de lámpara y la colocó en un rincón de la sala. Una extravagancia de las suyas.
El estado severo de rigidez de Julia no le impidió ver en primera línea la evolución de la fiesta. Estaba encantada.
A la mañana siguiente, en la resaca, Ernesto recordó su presencia.
Le dio una palmadita en la frente y Julia despertó como quien despierta de una sesión de hipnosis. Le suplicó quedarse en las fiestas.
Ernesto es un tipo especial y ahora cuenta con una convidada de piedra.

dissabte, 23 de gener de 2016

Fuego purificador

Vencí al miedo y se acabaron tus amenazas.
Esta mañana de inclemente invierno, incrédula ante mi estrenada libertad, contemplo el cielo que lagrimea calando la tierra.
Huele a mojado.
La mirada, tras el cristal empañado, me sigue mostrando el paisaje plúmbeo que compartíamos. El humo de la chimenea de mi vecino se confunde con la niebla, su grácil ondulación me entretiene tanto como saber de quién es la ceniza de su lumbre.
Con ella abonaré la tierra del olmo que preside la entrada de esta casa.

dijous, 21 de gener de 2016

Bomba de aspiración en El Jinete insomne


Me honra en gran medida ver publicado el microrrelato "Bomba de aspiración" como un entremés literario en la web El Jinete insomne que administra Guillermo Mayr desde Argentina. 
Ante esta sorpresa quiero expresar mi agradecimiento.



dimarts, 19 de gener de 2016

Nuestros atardeceres en Barcelona



Nuestra habitación tiene vistas panorámicas.
Languidece la tarde.
Nos saludan las luces de la ciudad y los destellos de los aviones que vuelan bajo.
Soy playa abierta.
Desafiante.
Tú, silueta de Nouvel.
Ambos desplegamos oleajes de tonalidades en una nube de muaré.

divendres, 15 de gener de 2016

Estampita a la fuga

Este micro
ha quedado finalista en el Concurso de Wonderland de RNE4 de hoy. Una alegría. Lo publiqué el otro dia  y agradezco las visitas que tuvo. Sois muy amables. Pues eso, que lo vuelvo a colocar para darle difusión. Es que me apetece.
Y uno más de suegras...
"Dicen que todas las suegras son muy buenas en el fondo, en el fondo de un estanque de tres mil metros de hondo".

Las amontona sobre la mesa.
A San Judas Tadeo, patrón de los imposibles, le pide que regrese su mujer; besa la de la Virgen del Carmen y pide por su hijo alistado en la Marina; busca la de San Benito y le ruega que interceda por su hija, que no la ve desde que trabaja en un local de dudosa reputación.
De repente, del montón se escapa por encima de la mesa, precipitándose por las faldas de la camilla, la de la Virgen de la Buena Muerte. De soslayo percibe la maléfica mirada de su suegra sentada frente a él.

Coincidències/Coincidencias


Estava darrere d'una reixa. Una cua nerviosa i uns ulls negres em van escollir. De seguida vaig saber que aquest ésser desvalgut que tenia davant meu seria el meu acompanyant de retorn a casa. Ja de nit, a cada soroll aixecava les orelles com si fossin un radar. Va sentir la rentadora que li va portar fins al safareig. Allí ensumà tovalloles i mitjons del cabàs de la roba bruta i quan va descobrir la llenceria intima de la meva esposa, es va arrupir sobre ella i va romandre tota la nit sense moure's. Semblava anestesiat. El meu fill, que hagués volgut tenir-ho a la seva habitació per dormir amb ell, va quedar desil·lusionat, i jo complagut veient al cadell seduït per les fragàncies que a mi m’encisen.


Lo vi tras la reja. Una cola nerviosa y unos ojos negros me escogieron. Supe enseguida que ese ser desvalido que tenía ante mi sería mi acompañante de regreso a casa. Ya de noche, a cada ruido, levantaba las orejas como si fueran un radar, lo que le llevó hasta el lavadero. Allí, olisqueó toallas y calcetines del capazo de la ropa sucia y cuando descubrió la lencería intima de mi esposa, se acurrucó sobre ella y permaneció toda la noche sin moverse. Parecía anestesiado. Mi hijo, que hubiera querido tenerlo en su habitación para dormir con él, quedó desilusionado, y yo sin embargo, complacido, al ver al chucho seducido por las mismas fragancias que a mi me cautivaron.


divendres, 8 de gener de 2016

La defensa

Qué bien empiezo el año.
En el Concurso de Microrrelatos de Abogados ha sido seleccionado "La defensa" para optar al premio mensual. Os podéis imaginar la ilusión que me hace.

LA DEFENSA

Oigo el ruido de la llave abriendo la cerradura y el miedo me paraliza. Vendrá con el mismo plan. Me obligará a sentarme en sus rodillas hasta que deslice sobre mi eso que tanto me repugna. Nunca me acostumbraré a sus amenazas, ni a sus gritos, ni haré como mamá, que por seguridad, se mantiene en silencio.
Me siento como un perro privado de libertad, al que de tanto sufrir daño, casi se le hace normal el maltrato, porque no conoce otra cosa. Sin embargo, en mi, no cabe el vencimiento.
Y llegó la salvación con su defensa. Una abogada dispuesta, que ante mi denuncia penal, me ofreció asistencia jurídica y una impecable intervención letrada. Dispuso medidas cautelares y una orden de protección con absoluta privacidad.
Y un día en que sin bozal destrocé su cínica sonrisa, vinieron a buscarle.
Y empecé un camino nuevo, desde cero.

Palabras obligadas: Cero, Vencimiento, Plan, Seguridad, Nuevo

dimecres, 6 de gener de 2016

El sueño del guaguancó

Dos bailarinas de Miguel Covarrubias
Aquella mujer de tez negra y cuerpo espectacular llevaba en sus caderas el ritmo preciso, el mismo que marcaban los palillos en su repiqueteo sobre la caja de madera. Me acerqué a ella seductor, pero una y otra vez me rechazaba. Sin dejar de mirarla y con el vaivén de mi talle, en toques acompasados de pelvis llenos de erotismo, por fin se dejó llevar.
Nuestro baile serpenteó el espacio.

Me sobresalté al sentir una mano en mi espalda.
— Señor, su café.
En ese instante, a lo lejos, en el escenario se oía a Celia gritar: ¡azúcar!

dilluns, 4 de gener de 2016

Por tradición


Muchos padres no se cuestionan lo que tendrían que cuestionarse.
Deberían de esperar a que la niña hablara, antes que perforarle las orejas y ponerle pendientes.


divendres, 1 de gener de 2016

Un mañana diferente

Quiero aprender de la naturaleza dadivosa que devuelve su esplendor ante el maltrato.
Anteayer soportaba el calor de un sol implacable en su tierra reseca y cuarteada con un lamento de sed.
Ayer, renovando sus hojas arremolinadas por el suave viento, alfombraba de ocres laderas y campos.
Hoy, en este invierno que blanquea las cimas gélidas, es allí dónde quiero llevar los estúpidos engaños, las cizañas, las malas caras, las mentiras, la hipocresía, y tantas cosas que nos sobran, para que mueran de puro frío.
¿Sabré hacerlo?
En la naturaleza todo cambia y se renueva. Acaso sea vana mi pretensión de abrir una puerta a la esperanza en un mañana diferente.

En este año que empieza lo intentaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dime lo que quieras

Nom

Correu electrònic *

Missatge *