Fantasías seniles


FANTASÍAS SENILES

Al poco tiempo de enviudar me fui a vivir a casa de mi hija. Mi nieto es el único que me escucha. Cada noche le cuento batallitas de guerra y le confieso en secreto mis aventuras amorosas con Encarna. Soy su héroe. Tiene ganas de conocer a su nueva abuela.

Mi hija me pregunta, pero el mal carácter que tiene agudiza mi amnesia.


Microrrelato publicado en Diario Sur de Málaga el día 7 de agosto de 2016


Comentarios

  1. Hola Anna.
    Enhorabona, en poques paraules escrites dius molt.
    La veritat es que moltes vegades el conçol dels avis, son els nets, son qui els saben escoltar amb carinyo i paciencia.Petons, Montserrat

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares