dissabte, 25 de juny de 2016

Y un dia, regresaré

Cada vez que me voy, al volver, siento miedo escénico.


Me cuesta reemprender la cotidianidad de seguir escribiendo.
Me ha vencido el cansancio en las vivencias difíciles de mi entorno.
Estoy contaminada de rencor por actitudes de indiferencia, de abandono y de ausencia de cariño,  que han esculpido cicatrices a fuego en mi alma.
Me duele saber que tengo muchas cosas que decir pero tan cargadas de tristeza y de agresividad, que prefiero de momento, seguir ausente.

A vosotros mis seguidores, os pido que no me olvidéis.

4 comentaris:

  1. Hola Anna:
    De cap manera t´oblido, ni t´oblidaré.El que passa que el temps amb castiga, perque amb passa massa rápid i no puc fer tot el que m´agrada.
    T´estimo, Montserrat

    ResponElimina
  2. Tómate el tiempo que necesites. Aquí estaremos para leerte.
    Un abrazo, Anna

    ResponElimina
  3. Puesto que tener un blog es decisión libre y personal, salvo prescripción facultativa, en cuyo caso escribir y publicar en él sería de obligado cumplimiento, no atisbo a imaginar qué razón o razones haya que alegar para dejar de hacerlo o retirarse por un tiempo, medido o desmedido, de la escena. Además, estamos en verano… Tómate vacaciones y a la vuelta volveremos a leernos.

    ResponElimina
  4. Caram Anna: quina crissi mes aguda!!! Sento molt que estiguis passant per aquestos moments delicats i dessabedors. Descansa, pensa que això passarà,i que tu sense escriure, no pots viure. perquè ets massa bona, tant es la vessant de les lletres, com en les relacions personals.
    Saps el molt que que t'estimo. T'esperaré sempre.

    ResponElimina