dissabte, 25 de juny de 2016

Y un dia, regresaré

Cada vez que me voy, al volver, siento miedo escénico.


Me cuesta reemprender la cotidianidad de seguir escribiendo.
Me ha vencido el cansancio en las vivencias difíciles de mi entorno.
Estoy contaminada de rencor por actitudes de indiferencia, de abandono y de ausencia de cariño,  que han esculpido cicatrices a fuego en mi alma.
Me duele saber que tengo muchas cosas que decir pero tan cargadas de tristeza y de agresividad, que prefiero de momento, seguir ausente.

A vosotros mis seguidores, os pido que no me olvidéis.

dissabte, 11 de juny de 2016

Haru en manos de mi madre



Haru en manos de mi madre

Ella se apaga lentamente.
Me regala tiempo
para despedirme
poco a poco
desde el más profundo amor.
Tus palabras, amiga Flavia.
Que la fuerza de tu libro
en sus manos
le trasmita paz.