dissabte, 13 de febrer de 2016

Lapsus romántico

Una nueva alegría que este relato haya quedado finalista en el Concurso de Microrrelatos de la Microbiblioteca Esteve Paluzie  y pueda ser publicado en un libro,  junto a excelentes finalistas y ganadores de la actual convocatoria.


Mi vecino es elegante. Me saluda siempre con una cordial patarata. Se inclina, coge mi mano y me mira a los ojos. Me gusta su gesto anticuado, me recuerda a mi padre que además levantaba con galanteo el sombrero.
Subimos al ascensor y al pulsar el timbre salimos disparados por los aires. Con exquisita levedad caemos en la Plaza de San Marcos frente al Palacio Ducal. Lástima que ese día acontece el aqua alta y no podemos ni siquiera tomar un café en el Florián, pero disfrutamos con entusiasmo de una única experiencia.
De regreso, en mi rellano, abre la puerta del ascensor, me besa la mano y me bajo con cuidado de no resbalar.



7 comentaris:

  1. Hola Anna Enhorabona!!!!
    En poques lletres expliques molt.M´encanta
    Desde Valencia, petons Montserrat

    ResponElimina
  2. Ay, ya lo dije allá, pero me resulta delicioso. Parece que estamos ambas muy vintage : ) este mes. En fin, resulta mágico este relato, y está contado con mucho encanto. ¡Enhorabuena, Anna, por el reconocimiento y porque es lindísimo!

    ResponElimina
  3. Enhorabuena, Anna, un relato romántico con un vuelo fantástico de la imaginación de la protagonista. Ya te he dicho que me alegro de que aparezcas por lo alto en los concursos, eso te animará a seguir escribiendo. Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Romanticismo y realismo fantástico, qué más se puede pedir.
    Enhorabuena, Anna
    Un abrazo

    ResponElimina
  5. Un buen relato romantico, pleno de magia y sensaciones pasadas

    Un abrazo, amiga

    ResponElimina
  6. Felicitits Anna!!! N'estic molt contenta de tenir una amiga tan bona escriptora i tan guardonada i reconeguda. Molts petons, guapa!

    ResponElimina