dimarts, 24 de febrer de 2015

Instantes de un adios

La vida se le escapó en un suspiro. Vive en un sueño profundo.
Recuerdo el último beso a sus manos frías, las mismas manos que me regalaron mis primeras caricias. Mi referencia familiar se desvaneció con ella. Un duro adiós.
***

Me encargo de vaciar su casa y desalojar su historia.
Los muebles más sencillos se los llevarán a los Encantes. Los de valor: sillerías isabelinas, muebles de caoba, objetos de plata, cuadros, me los llevaré para subastarlos en mi local de antigüedades.
Su tiempo se ha parado en el sofá descolorido, en la mesa camilla de faldas estampadas, en el butacón con el almohadón hundido donde esperaba mi llamada cada tarde; en los jabones de lavanda escondidos entre su ropa; en la habitación donde sentía el vacío añejo del lado derecho de su cama.
Se ha parado el tiempo en el libro que quedó en un punto de página sin compartir su historia, bajo la funda y las inútiles gafas que no pudieron ayudar a sus ojos cansados.
Se ha quedado quieto el tiempo en los objetos más simples que la sobrevivirán, como el vaso en la mesa de la cocina con el agua que calmara su sed en un último sorbo o los restos de migas de pan que alimentaran la poca gana de sus últimos días.


Todo está tal como ella lo dejó.

Mi mirada se detiene en la caja dorada de costura de la abuela con su nombre grabado; en la máquina de coser que confeccionó sueños, muchos para mi en la ropa de joven que estrenaba siempre en exclusiva; en el mantel bordado, encaje desencajado, regalo de las amigas que se fueron mucho antes; en las pulseras que destellan en el tocador, que me recuerdan su coquetería.
Veo el transistor que la ronroneaba al acostarse y los espejos que se jubilaron con su ausencia, que ya no reflejarán nunca más su silueta.
Me siento tan triste.
Todo me parece inerte como la propia vida capturada en los retratos de la vitrina. Fotos descoloridas por el paso del tiempo.
***
La casa ya está vacía.
Las paredes desnudas, tatuadas en los contornos de los cuadros. Las bombillas penden desarropadas sin el cobijo de sus lámparas. El salón en penumbra, como ella lo tenía, porque sus ojos de mirada turbia no toleraban la luz intensa que aumentaba su ceguera.
Me acerco a la ventana y veo a la gente que seguirá transitando, ajena al vacío que deja su ausencia. Igual de ajena que cuando ella llenaba este espacio en la soledad de su vejez.

Mis ojos se inundan. Mi garganta se ahoga.
Cierro la puerta por última vez, dejando los recuerdos reverberando en el más absoluto silencio.

dilluns, 23 de febrer de 2015

Visitas non gratas

Tengo un detector para saber quien entra en mi blog. Es el ID de localización. Me chiva si venís del Ensanche, de una playa de la Costa Brava, o de tocaros el pirulí en Montjuich.
Algunos sois personas non gratas. Ni a hurtadillas por la puerta de atrás os dejaría volver a entrar en mi vida.
Te cerraste la puerta con tus ofensivas palabras al limpiarte en el felpudo saliendo de mi casa. ¿Recuerdas?
Que sepas que en mi casa virtual lo que digo, lo que siento, lo que escribo es más digno que tu mirada de soslayo al leerme.



Sección "HECHOS DE DESHECHO" , que son las verdades que no oculto.

dimarts, 17 de febrer de 2015

¿Dónde estás?


Cerré los ojos.                 Al abrirlos te busqué.                                    SIGO
Te abracé,                        Eras silencio.                                                 PENSANDO
te besé,                             Tan solo el reflejo de una sombra.                 EN TI
te disfruté,
te sentí,                                                                                                         





dilluns, 16 de febrer de 2015

Aprendiendo de Gladiator






Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca, abre la reja y... un corte eléctrico deja sin luz a Ernesto, que atento seguía las instrucciones del video. 
Se queda inmóvil vestido con túnica y cinturón ancho, con la espada gladius en mano y el casco con cresta en forma de pez. Al entrar su mujer, recordando la violenta conversación de la noche anterior, molesta, le increpa: Ernesto, te dije que mi madre hoy, solo venía a comer.


dissabte, 14 de febrer de 2015

Maléfica aparición. Resumen de mi participación en el concurso de microrrelatos de Wonderland

Tengo muy buenos recuerdos de Wonderland y su concurso.
Fui finalista en varias ocasiones con los relatos: Cuando el texto habla, Todo queda en familia, Ellas deciden, Condenado a vivir, Resolviendo temas, Las ideas inquietas y gané una vez con Muda.

Y es hoy que el microrrelato Maléfica aparición, ha quedado finalista.

Quedará constancia, por primera vez, en el blog de Wonderland. Así que tengo doble motivo para estar contenta.

Muy bien acompañada por el ganador Ángel Saiz, uno de mis más fieles comentaristas en este blog, Mª Belen Mateos y Mei Morán


MALÉFICA APARICIÓN

Cada semana recibo la visita de mi marido, mas muerto que cuando lo conocí, que era un espectro. Su silueta es una sombra monocroma rota por algún trazo de luz que atraviesa paredes y desplaza objetos. Se comunica con psicofonías en las que no distingo si me manda besos o improperios. Me tiene harta. Su memoria celular regresa a mi por venganza desde que lo maté violentamente. Oliver, cuando pierdo el control de mis emociones, me recomienda lo mismo que mi psiquiatra, que haga como que no le veo, mientras tanto, me viste la camisa blanca con los brazos cruzados


Y te beso


Beso tus ojos de mirada transparente.
Beso, impregnando mis labios de perfume, tu respingona nariz.
Beso tu boca para enloquecer con tus labios y tu lengua, calada de libido.
Beso el resguardo de tus axilas.
Beso, exaltando el magma incandescente, tus apasionadas cumbres.
Beso tu ombligo.
Beso, ya sin freno, el hueco de mi vida.

Porque...
cada vez que haya 
un hueco en tu vida, 
llénalo de amor.



divendres, 13 de febrer de 2015

Recaída

Me gusta ser puntual. Hoy, minutos antes de empezar la clase, he tenido tiempo de tomar café en el jardín de la escuela de escritura. Todo bien, hasta que al entrar en la sala contigua para dirigirme al aula, he sentido miedo. El suelo es como un tablero de ajedrez igual al de casa de mi abuela y me he acordado de la leyenda que de niña me contaba: “Ten cuidado de no pisar los cuadros negros que si dejas marcas se vuelven peligrosos”. Temerosa he cruzado la estancia, consciente de mi actitud grotesca, tratando de saltar por las losetas blancas. No quisiera volver a deslizarme por el túnel de la inseguridad, ni sentir ansiedad como cada vez que tengo que enfrentarme a situaciones en las que pongo a prueba mi capacidad.
De repente un vértigo me hace caer en el vacío. Todo es oscuridad. Oigo el silencio absoluto.
Tan solo recuerdo que di un traspiés.




*** ANEXO DEL DIA 14 DE FEBRERO
Acabo de ver mi relato RECAIDA, entre los mencionados en las deliberaciones del mes de enero,   de la Microbiblioteca Esteve Paluzzi, de Barberá del Vallés. 

Es posible sentirse feliz en el reconocimiento. Hoy me siento así.
Una trayectoria de día a día,  en la que haciendo lo que me gusta, con disciplina voluntaria y ocupando el tiempo que dispongo. Y.... me regala una compensación.


Publicado en el libro que edita la Biblioteca Esteve Paluzi.


Instrucciones para intentar matar a una madre nonagenaria. Hechos de deshecho

PUNTO I

Como es preceptivo, la familia se reúne con los mejores deseos de felicidad, paz y amor. Al caer la tarde, después de una opípara comida y de abundante ingestión de alcohol, suficiente para desinhibirse,  se le canta, entre risas: “si yo tuviera una escoba...”
PUNTO II

Como da pereza salir en una noche tan fría para acompañar a la vieja a su casa, se la mete en un taxi.
El taxista gustoso la llevará, cobrando el importe del trayecto y por supuesto la tasa de festivo.
¡Qué importa, si la que paga es ella!
PUNTO III

En el camino o se muere de pena, o se muere de miedo, o se muere de vergüenza recordando que ni el hijo, ni los nietos, ni nadie de su familia, han estado en condiciones de acompañarla. ¡Desgraciaos!
PUNTO IV

Después de este día, esperas un año, y si vive, la vuelves a invitar.
No hace falta verla hasta entonces. ¿Para qué?
PUNTO FINAL


Una madre que no falte, en tan acogedora familia, aunque sea de florero.
¡Manda cojones!
Por eso es mejor que cada rata se meta en su madriguera.


Sección "HECHOS DE DESHECHO" , que son las verdades que no oculto.

dijous, 12 de febrer de 2015

Pensamiento positivo


Hace años hice un curso de pensamiento positivo del que me quedó grabada, entre otras, una enseñanza: ”El pesimista vaticina su fracaso”. A partir de entonces intenté cambiar la percepción de la vida, potenciar mi amor propio y la confianza en mi misma, para conseguir serenidad y equilibrio.
Lo apliqué en todos los ordenes de las cosas, incluso, delante del espejo, cuando cada día me pongo a prueba.
Porque...no es lo mismo cuando me miro que cuando me veo.

Me miro en el espejo y no te pienses que me veo la nariz grande como el picaporte de la puerta de un convento, no, ni mi cuerpo como un botijo sin pitorro, no, ni mis piernas cortas, como las patas de la mentira, no, no, para nada. 

Me veo chata como un cerdo, ¡ay, es que me gusta tanto si es Ibérico! y con un cuerpo rellenito como los que pinta Botero y unas piernas interminaaaaaaaaaaables como una secoya de California.

¿Qué pasa? Eso es control mental. ¿Acáso lo dudas?

dimarts, 10 de febrer de 2015

Caída libre





— Le faltarán, al menos, un par de centímetros para alcanzar la barra del trapecio, si al iniciar la pirueta no da más impulso a su salto.

Le repetía el maestro en cada ensayo.

Consiguió a la perfección dar la fuerza exacta al balanceo, pero en cada intento, a dos centímetros, le esperaba la amenaza de su violenta entrepierna.

El día del estreno sabía muy bien lo que tenía que hacer.
Escapar en el doble salto mortal.


dissabte, 7 de febrer de 2015

Solo ahora






Dejar de ser el instante preciso. 
El aquí y ahora. 

Ser ayer o ser mañana.
¿Y hoy? 

 ¿Quién soy?



divendres, 6 de febrer de 2015

Romance de cielo y playa

( 2ª ) Participación en el concurso "Calendario Microcuentista" Mes de enero. Foto de Christian Pereira Rogel 

ROMANCE DE CIELO Y PLAYA

Reflejas sombras a mi paso en el camino que sigo para encontrarte.
Me conforta el embrujado silencio del atardecer.
Cuando desaparezcan los monstruos de cemento que bordean el litoral, nos amaremos.
La encendida pasión de tu cielo fundirá la plenitud de mi playa desnuda.


Foto de Christian Pereira Rogel (alias Roko Flanders)

dijous, 5 de febrer de 2015

Desde que te fuiste

( 1ª ) Participación en el concurso "Calendario Microcuentista" Mes de enero. Foto de Christian Pereira Rogel

DESDE QUE TE FUISTE

Deslizo mis pasos por el plateado reflejo de un cielo incandescente
 y fundo mi mirada en la inmensidad del mar. 
Mi espíritu se fortalece en cada atardecer 
cuando me acerco a esa playa donde sé que reposas.



Foto de Christian Pereira Rogel (alias Roko Flanders)

dimarts, 3 de febrer de 2015

A seguir



Esperar fue equivocarme. El silencio me precipitó en el vértigo del vacío, donde acabé tejiendo ovillos de trampa.

Hoy revierto la espera con olvido.

Empiezo a creer en mi.


dilluns, 2 de febrer de 2015

Persiguiendo sueños


Ensayo una vez más el desafío al níveo folio para cubrirlo con palabras.
Igual que el aleteo incesante de gaviotas acercándose al muelle, ávidas de encontrar alimento,
algún día tendré recompensa.



Plagio del chiste de la cuestión del tuteo





El jefe me encargó que averiguara a dónde iba Ernesto cada mañana, con tanta prisa al salir de la oficina a la hora del desayuno. Le extrañaba después no verlo en el despacho, ni en los pasillos, ni tomando café en los bares colindantes.
Tras bastantes días de pesquisas conseguí la información.

— Pues mire, Sr. Luis, aprovecha para ir a su casa y hace el amor con su mujer.

– ¡Ah bueno! eso está bien. Hacer el amor es siempre atractivo e irrefrenable, además de una sana práctica.

Me dio dos palmaditas en la espalda y me pidió que desde aquel momento lo tuteara.
Me quedé sorprendido de que se quedara tan tranquilo con la respuesta que le di y antes de salir de su despacho le pregunté:

– Y a ti Luis, lo que hace Ernesto ¿no te molesta? ¿no te importa?

–¿Y por qué había de importarme?

– Pues verás, tal como te he dicho, aprovecha para ir a tu casa y hace el amor con tu mujer.


En cuestiones de tuteo o cuando le tocan las cosas de uno, todo cambia.

A mi me enseñaron que, a quien acabamos de conocer o a las personas mayores, por respeto se les debería de hablar de usted. Y esa práctica se ha perdido. Lo vivo cada día con mi madre. Me sigue pareciendo importante tenerlo en cuenta. Las cosas no son lo mismo.

Un relato para la colección de la sección de este blog_: PLAGIO DEL CHISTE   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dime lo que quieras

Nom

Correu electrònic *

Missatge *