dimarts, 12 de maig de 2015

De Facebook a la nada


Mientras estaba en activo en Facebook, cada vez que publicaba una nueva entrada en este blog y quedaba reflejada allí, tenía respuesta casi inmediata de los llamados amigos, que amablemente comentabais en mi muro o con un montón de "me gusta",  recurso del que va deprisa y quiere dejar constancia de su paso.
Un día observé la cantidad de tiempo que me sustraía estar pendiente de todo este trasiego en la red, de todo este ir y venir. Que si ahora fulanito publica libro, que si zutanita ha ganado aquel concurso, que si esta escuela necesita alumnos y te inundan de propaganda y de publicidad; que si buenos días, que si buenas noches, que esta frase por aquí, que un memoriam por allá, votos, intereses, reclamos, egocentrismos en estado puro... y todo multiplicado por tantas entradas como amigos de fulanito o zutanita, con comentarios enjabonados siempre en exceso.
Nunca he sabido hasta que punto ha interesado lo que aquí se ha escrito. Si he captado que lo que mueve de verdad, como buen corral de la Pacheca que es Facebook, son las fotos personales, los cotilleos, las risas, y los temas banales.

Y un día, hace ya dos meses,  deshice la cuenta dejando a cada uno el enlace a este blog, como había hecho con anterioridad, porque necesitaba trabajar en solitario y puertas adentro, y atraer a esta casa, que siempre ha estado activa, a aquellos seguidores de Facebook.
Después de la experiencia de allí, me parece el blog un medio más cálido, menos atemporal, más intimo, y en el que se camina más lento.

Pero tengo que reconocer que esto tampoco interesa, porque si das pan, te dan pan, y si no, a morirse todos de hambre”, es decir que ”mucho te quiero osito, pero pan poquito...” .
Al desaparecer de Facebook he desaparecido  literalmente. Y desaparecisteis vosotros también.
Salir de Facebook es esfumarse. Caer en un agujero negro de silencios y mutismo.
Así es y así me lo parece.

Este mundo de la amistad virtual, es frágil y etéreo y algo no debe de ir bien cuando se mueve  de la abundancia a la escasez, de un extremo a otro,  o te sientes rodeada de seguidores o dejas de existir. 
A la evidencia de los hecho me remito: de centenares de amigos en Facebook, en el blog han dado señales de vida, en estos dos meses,  tantos, que no llegan al numero de dedos de una mano.

A estos pocos les doy las gracias.

Solamente quería deciros que os hecho de menos. 

Vamos a seguir cada uno con lo suyo y sin comentarios.

2 comentaris:

  1. Sí, más vale no comentar, que las redes son lo que son y así hay que aceptarlo. También los blogs caen en picado, han dejado de estar de moda y solo unos pocos (y no siempre) se asoman.
    C'est la vie, Anna.
    Besos.

    ResponElimina
  2. Coincido con Isabel, es así, y los blogs nadie comenta y están muy parados al menos el mío.
    Pero esto pasará y quien aprecia un buen trabajo siempre está, aunque no comente y ponga me gusta.
    Tú estimada ANNA, a lo tuyo y ni pienses en ello.
    Un abrazo y muchas gracias guapa poeta.

    ResponElimina

MI GALERIA DE ARTE EN VENTA SI TE INTERESA COMPRAR



VENDO
Antigüedades, dibujos, grabados, acuarelas, óleos de firma (Cabanyes, Enric C Ricart), papeles antiguos, libros antiguos,objetos de colección, artículos de plata, de cristal, de marfil, de bronce ... expuestos en este enlace:

EN VENTA AQUÍ
o
PINTEREST

PERFIL DE GOOGLE

ponte en contacto conmigo en los siguientes enlaces

annajorba@telefonica.net