Historia de superación

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos. (Nietzsche)

Cada día admiro más a mi madre con sus ganas de vivir.
Desde el día 27 de Junio que se rompieron su cuerpo y su mente, no he dejado ni un día de ir a verla. No se si podrá volver a su casa, pero me consta que está en el mejor lugar que se merece para recibir sus atenciones.
A mi me queda disfrutar de su presencia el tiempo que le quede.
Me reconforta su sonrisa al verme.


Comentarios

  1. Con tu video, me has emocionado y tengo los ojos sujetando unas lágrimas, que no quisiera derramar. No hay porquè. Pero el tiempo también mata. Darse cuenta de ello, es duro y tu filmación me lo ha recordado. Un beso amiga!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares