Buenos días en domingo

Me he levantado temprano.
Me pediste que te despertara a la 8:30.
He abierto el ventanal.
Te preparo para el desayuno un poco de sol, brisa, un poco de luz, los trinos de las avecillas que revolotean, una ración de amor y una sonrisa, también café con leche y pan tostado.
El jardín alfombrado de pétalos acoge la nostalgia de mi mirada.
Te acercas y se desvanecen esos segundos de pesadumbre con la calidez de tu abrazo.

Comentarios

  1. Hola Anna:
    Precioso escrito disfruto de buena mañana.
    Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué maravillosa mañana, Anna
    Un abrazo grande
    Maffi

    ResponderEliminar
  3. Te he dejado un comentario y no ha salido ...

    Te decia que aunque no comente te leo siempre y que estos dias estás publicando unos textos muy intensos.
    Precioso . Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares