dimarts, 15 d’abril de 2014

En clases de escritura se habla de...


En clases de escritura se habla de...

Todo. De figuras retóricas, de aforismos, de chistes, de prosa poética y también de filosofía, de literatura, de ficción vs realidad.
De proyectos literarios, se citan autores.
Como en la vida misma.
¡Ah! se me olvidaba, también hablamos de microrrelatos.

De la capacidad de síntesis que hay que tener, y de lo cortitos que han de ser, de 30 a 45 líneas, y de que tienen mas de un nombre: microcuento, minificción, microficción, cuento brevísimo, minicuento, cuentículo o cuentín ¡jijijijiji ¡ esta última nomenclatura si que me han gustado.



Sabemos que del cerdo  se aprovecha todo . Del cabo al rabo. En el microrrelato también (que nadie se me moleste con la comparación). En un micro(ibérico) nada sobra. Y si no se entiende, otro día, lo explico.

Del titulo al desenlace, pasando por la presentación y el nudo. El nudo que se me pone en la garganta cuando nos tildan de vagos, con lo inteligente que hay que ser, para con pocos personajes, en un tiempo determinado, escribiendo con el corazón (sobre todo eso) y en pocas palabras, acabemos contando una historia.  


Mañana a ver si soy capaz de crear un cuentín.



1 comentari: