dimarts, 4 de febrer de 2014

Plagio del chiste de la dejada

Mi madre siempre me reprende con la misma frase: ¡eres una dejada! ¡eres una dejada! y ella es una pesada. Que si haz la cama, que si ventila la habitación, que si deja las cosas recogidas, que si lleva la ropa sucia al lavadero, que si ordena tu armario, organiza tus cajones.
Me va detrás fiscalizando lo que hago y lo que dejo de hacer.
Hoy ha venido Ernesto, el vecino del 5º y hemos estado jugando toda la tarde. ¡Qué bien me lo he pasado!
Le he explicado a mi madre lo que hemos hecho y no entiendo porque se ha escandalizado de esa manera.
_ Al final te voy a dar la razón, mamá. Soy una dejada.
_ A ver cuéntame hija ¿Cómo ha sido eso que has hecho con Ernesto?
_ Verás mamá, el se insinuó y yo me fui dejando, me fui dejando...


1 comentari:

  1. Bueno, pues será una dejada pero...se lo pasó bien.
    :):):):):):):):)
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponElimina

SI TE INTERESA COMPRAR

Antiguedades, dibujos, grabados, acuarelas, papeles antiguos, óleos, libros antiguos, o algún articulo que te guste, expuesto en este blog: EN VENTA AQUÍ, ponte en contacto conmigo:

En mi correo annajorba@telefonica.net
En mi cuenta en Facebook
En mi cuenta en Twitter