divendres, 14 de febrer de 2014

La química del amor. Plagio del chiste de la enzima

Juan siempre está de broma. Amable y dispuesto a echarte una mano si lo precisas. Es un vecino muy resolutivo ante los problemas de nuestra comunidad. Me gusta porque a su lado una se sonríe y para mi eso tiene un valor añadido, más hoy en día, con la seriedad que gasta la gente, que pasa por tu lado y ni te saluda. Si has de conversar de temas serios, emplea su encanto personal, mostrando la cara mas amable.
Está jubilado. Sus hijos se emanciparon y su mujer murió de cáncer siendo joven. Desde entonces no se le ha visto con pareja alguna.
Hace unos días me confesó que después de tantos años, ha encontrado una mujer que le gusta, pero no acaba de decidirse.
Hoy al salir de la consulta, en el ambulatorio donde hemos coincidido otras veces, me ha contado que va a declarar su amor a su amiga y proponerle irse a vivir juntos al pueblo, el mensaje del medico le ha empujado cuando le ha dicho  __mira Juan a ti te falta una enzima__ tiene ironía de la manera que lo dice... ¡jajajaja!
Me parece bien que Juan no esté solo.
Aunque si se va al pueblo, se que lo voy a echar mucho de menos.

Foto de internet.Montaje

4 comentaris:

  1. Un relato muy bonito ideal para el día de los Enamorados.
    Un petó, Montserrat

    ResponElimina
  2. Esa enzima que tenemos todos no se apaga con este invierno malasombra.
    Un saludo
    Juan M

    ResponElimina
  3. Bellla història de amor tardío. Jo les aconsejaria, que se fueran a vivirla al pueblo donde se sentirián menos perseguidos por las habladurias. No se si es realidad o ficción en todo caso,muy bien expuesto, Un abrazo

    ResponElimina