dissabte, 4 de gener de 2014

A una gota. Recitado



Aperlada fantasía.
Eres, mi pequeña gota, hermosa en el río, en la rama o en el mar. Flotando, inmersa, pausada, gravitando tu universo.
Mirarte tranquiliza mi espíritu.
Mi pequeña gota que acaricias mi mano, humedeces mi boca y apagas la sed con tu tacto que moja.
Mi pequeña gota estoy donde tú estás. En el río, en la rama, o en el estanque o el mar, que también para mi son rincones de paz.
Mi pequeña gota, si viera que asomas en unos ojos como lágrima de dolor, que sea en ese instante bálsamo para ti mi amor.


7 comentaris:

  1. Nunca una gota fue tan bien cuidada.
    Mil besos, Anna.

    ResponElimina
  2. Momento de hacer un paréntesis en todo este jaleo de fiestas que por fin se acaban.
    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Anna, tu poema me ha hecho emocionar. Quién fuera gota. Solo una persona sensible y enamorada,es capaz de escriber así. Gracais por tu regalo amiiga.

      Elimina
  3. Ha sido un placer encontrarla y leerla.
    Esa pequeña gota resbala auténtica entres mis ojos.

    Besos

    ResponElimina
  4. Se perdió mi comentario...A ver te decía que así es es,nunca una gota fue tan bien cuidada,quien tiene el don de ver y escribir puede hacer este regalo pleno de calidez,sencillez y buen gusto.
    Besos guapa.

    ResponElimina
  5. Anna, acaba de entrar a ver que pasa y me encontré con este poema de altísimo nivel.Un fuerte abrazo, Sotirios.

    ResponElimina