dimecres, 10 de desembre de 2014

Amor inexistente





Me dices tantas veces que me quieres.
Palabras.
Como hacen las tiendas de poco genero todo lo exhibes en el escaparate, ya lo dijo Rusiñol.



dilluns, 8 de desembre de 2014

Ilustraciones de Ximo Segarra

Si os digo que Ximo Segarra merece estar en todos los catálogos, en ilustraciones de cuentos, en historias de Fantasia, en sueños, porque su trazo en el dibujo tiene duende, tiene estilo, tiene su sello.

Este es el regalo inesperado y precioso que hoy he recibido, dando altura a la frase que hace unos días publiqué.
LA CITA
Voy a encontrarme conmigo misma para quererme como soy. Esta tarde no me dejaré plantada.

No podéis dejar de visitar su blog y sumergiros en el mundo que ofrece con genialidad, con humor, con realismo. Su nombre artístico es Acapu, pasar a verlo en este enlace: Un planeta llamado Acapu


divendres, 5 de desembre de 2014

Psique de niño de pecho. Viernes creativo

La primera vez que lo hicimos tu deseo me extrañó.
Tu ruda caricia, la aspereza de tus manos y la succión de tu boca, me deshizo. Y esa mirada profunda y desafiante.
No reparé en tu aliento de alcohol porque su calor incendió mi pubis.
Han pasado meses y cada día regresas un poco más al mundo mental de tu pasado.
Lloras.
Siempre duermes.
Balbuceas palabras que no entiendo.
Qué extraña obsesión esconde tu pulsión sexual que te ha vuelto indefenso. Anclado en tu fijación oral.
Vas a conseguir que un día de estos te destete.

.- Convocado en los viernes creativos de Fernando Vicente en el Bic naranja
.- Fotografía de Christian Martin Weiss

diumenge, 30 de novembre de 2014

Con el borsalino. Historias de una foto, El baúl de mis cosas

Es una foto de plano medio corto, con gafas, sombrero borsalino y un periódico no habitual, tomada en un banco del paseo de Sitges. Mi querido Sitges. Nuestro querido Sitges.
Con la cámara hay que jugar para plasmar no solo fotos sino sensaciones,  hacer planos detalle, inclinarla, usar un lenguaje visual diferente.
En esta foto estoy muy bien acompañada. ¿Cómo?, ¿qué dices? ¿que no ves a nadie?, mira bien.

Tú estás en el reflejo del cristal recogiendo la instantánea de mi cara de ninja. Eres la niña de mis ojos. Amplíala y verás.
No le falta detalle a la foto.

dissabte, 29 de novembre de 2014

Mi vena reivindicativa. Historias de una foto. El baúl de mis cosas


Esta foto es un recuerdo que plasma mi vena reivindicativa.
Cuando era joven, trabajando en el Valle de Hebrón, formaba parte de un grupo avanzado de protesta que se nos llamaba "Las Iluminadas del Infantil", refiriéndose al pabellón de Pediatría que es dónde nosotras estábamos. Nunca milité  en ningún sindicato ni CCOO, ni SATSE, ni UGT, pero si me impliqué en luchas porque las consideraba justas.
Asambleas permanentes en el pabellón de gobierno, exposición de temas, presentación de denuncias a los abogados, reuniones sin dormir...

En la Universidad siempre estábamos de protesta, libertad de expresión para Els Joglars, con Boadella a la cabeza, correrías para no sentir la porra de los grises, manifestaciones feministas...etc.

Fuimos creciendo intentando arreglar el país luchando por las libertades y ver de nuevo en la actualidad el evidente retroceso en la democracia, en los derechos sociales, en el bienestar, ver las desigualdades... me da pena.

divendres, 28 de novembre de 2014

Artisteo. Historias de una foto. El baúl de mis cosas


Esta foto corresponde a un concurso en Barcelona. Año 1978. Había que cantar dos canciones. Una inédita y otra conocida. Me presenté con una composición mía "Hay que ver como cambia" y con Limeña que, por aquel entonces cantaba Maria Dolores Pradera.
No gané por pelos.
Conocí a un humorista popular del momento, Mariano 1'85, el de Académica Palanca o Cómicos de guardia y me lo pasé muy bien. Los concursos siempre me han motivado y por supuesto todo lo relacionado con el artisteo.
Recordar esto, me resulta agradable.

A MI GUITARRA

Silueta misteriosa,
enigmática,
seductora y atrayente.
Centro de atención.
Objetivo expuesto.
Mirada insinuante, 
pupila penetrante.
Juegos espontáneos.
Movimiento.
Caricia rasgueante.
Nota al aire,
pasión,
misterio,
sentir doliente.
Romper un molde
para quebrar
lo que no es.
Tras tu biombo
con audiencia
de intereses,
paciente.
 La melodía
 está por llegar.
En ti me fundí 
hasta liberarme.
Entoné la canción
y tu sombra,
 que tuvo vida,
quedó confinada
a ser recuerdo.
Dormitando tu mástil
de trastes,
en el trastero.
Miscelánea sin sabor,
de dudas y certeza.
Resurgir
crisálida
de la verdad.

*** Y... un atrevimiento a dos voces con Maria Dolores Pradera hoy he querido cantar, ea.
En este enlace lo puedes escuchar. Limeña a dos voces

dijous, 27 de novembre de 2014

La niña de las gafitas. Historias de una foto. El baúl de mis cosas







Era el año 1957 cuando viajamos a Barcelona para que el Dr Castanera solucionara quirúrgicamente mi ojo bizco. Tal como estaba previsto, todo fue bien. Llevé gafas temporalmente para corregir la merma de visión de mi ojo vago.
Era Semana Santa y mi padre me fotografió. Estrenaba un vestido a cuadros confeccionado por mi madre y lucía la palma, que como era tradición, la llevaríamos a la iglesia a bendecir.
Aquel día no parecía contenta.
Cuando falleció mi padre me encontré la foto en su cartera.
La conservo con cariño.
Con magia de la buena, haría cambiar mi rostro triste por otro que luciera una sonrisa.
La que él me ofrecía cada vez que me miraba.

La cita II

Viene de La cita (Clica aquí). 

LA CITA II

"Voy a encontrarme conmigo misma, aunque no me reconozca. Esta tarde no me dejaré plantada".

Y es que cuando me miro al espejo, se me hace extraño verme como soy. Parezco mi madre. Tengo que dejar de mirar e ir más adentro, entonces me conformo.




dimecres, 26 de novembre de 2014

La cita

LA CITA
Voy a encontrarme conmigo misma para quererme como soy.
Esta tarde no me dejaré plantada.


dissabte, 22 de novembre de 2014

Plagio del chiste. A propósito del escándalo de las orgias de los curas

No es un tema que haya que tomárselo a broma, ni mucho menos, pero me apetece reír por no llorar. Lo que le faltaba a esta sociedad, para colmo de males, que saltaran a la palestra los de la sotana, esa bragueta de botones, larga, que encierra badajos locos dando el campanazo.
Siento de verdad que la iglesia esté confundida, tan confundida como siempre, pero algunos de sus acólitos, están para encerrar, si, si, para que la justicia, también la divina, caiga implacable sobre ellos.
¡Sin vergüenzas!

Estoy muy sensible con este tema porque tuve una experiencia hace unos años. Después de casarme no me quedaba embarazada y un día el cura de la parroquia, que era amigo de la familia, nos aconsejó que acudiéramos al Monasterio del Triquitriqui, que sabían cómo solucionar el asunto. Allí nos fuimos mi marido y yo.
Llamamos y nos salió un hermano fraile:
- Buenos días ¿qué desean?
- Pues mire, contestó mi marido, que no podemos tener hijos y nos han dicho que aquí, con un avemaría, mi mujer quedaría embarazada.
- No hijo, no. No es con un avemaría, es con un padre nuestro, pero está de vacaciones.
¡Gentuza!

dijous, 6 de novembre de 2014

Rutinas

Un día me di cuenta de tus silencios. No tenías nada que decir. Empezó a molestarte mi conversación
y tu silencio se hizo mío.

Un día me di cuenta de tu indiferencia. No te inmutabas por nada. Empezó a molestarte mi interés
y tu indiferencia se hizo mía.

Un día me di cuenta de tu frialdad. No la evitabas. Empezaron a molestarte mis demandas
y tu frialdad se hizo mía.

Un día me di cuenta de tu apatía. No tenias ganas de nada. Empezó a molestarte mi actividad
y tu apatía se hizo mía.

Nos pusimos al limite. 
Un día atravesamos la frontera tras la cual no hay retorno.

dilluns, 20 d’octubre de 2014

Mi ciudad imaginaria

Mi participación en la convocatoria de Esta noche te cuento, con el tema "Ciudad imaginaria".




Los que se atreven a los límites, el vacío, desiertos y tundras, acostumbran, para no ceder al vértigo de la nada, llevar ciudades mínimas en el bolsillo.
José Luis Zarate


HOJAS MUERTAS
Mi ciudad en otoño se parece a ti. Suspiro y desapareces.

LA CIUDAD DE LA LIBERTAD
Tal como la imaginé, con el misterio de su vuelo silencioso.

LA CIUDAD DEL ADIOS
Guarda tu sombra en el parque de los suspiros.

EN EL OCASO
En mi ciudad se tiñe el cielo de acuarelas doradas.

MERCADILLO
Compro ilusiones en los Encantes

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE
...con aceras tapizadas de hierba.

LA CIUDAD DE LA TOLERANCIA
En sus calles se indultan las sinrazones.

NUEVA CONSTRUCCIÓN
Bajo sus cimientos se entierran los miedos de la incertidumbre.

LA CIUDAD DE LA DULZURA
Regala sonrisas envueltas en papel de celofán.

LA CIUDAD DE LOS ESPEJOS
Solo refleja sonrisas

SIN MIEDO
En mi ciudad vuelvo a oír la algarabía de mis hijos jugando en las plazas.

POR LA ALAMEDA
Hay una hilera de bancos de los que no te quitan el sueño.

SEGURIDAD
Sueño que en las tranquilas calles de mi ciudad, cada uno es dueño de lo suyo.

PISANDO EL CEMENTO
Edificios, aceras, calles y a pie, gente buena.

MODELOS DE FAMILIA
En mi ciudad cabemos todos.



Relatos finalistas en el concurso sobre "ciudades imaginarias" celebrado como actividad del Festival Ciudad Mínima
Enhorabuena a todos y mi agradecimiento por poder participar.
No te pierdas el video resumen

dijous, 16 d’octubre de 2014

Plagio del chiste de la obsesión

Cuando se sufre una obsesión que no deja vivir, que asedia (ese es el significado de la palabra en su etimología del latín), que ocupa y preocupa sin descanso. Lo que conviene es ir al psiquiatra.
El marido de mi hermana es lo que necesitaba.
Ella consultó a Beatriz, una experta psicóloga, amiga de la familia, que sabía desde hacía algún tiempo, que sus problemas iban afectando, no solo a su rutina normal, sino a sus actividades sociales y a sus relaciones de amistad.
Beatriz ya le adelantó que tenía un trastorno obsesivo compulsivo, irracional, que le creaba angustia.

El hombre en cuestión era empleado de una fabrica de conservas. 

Un día le confesó a su mujer su sufrimiento, porque se sentía poseído por una disparatada obsesión: introducir su pene en la cortadora de pepinos.
Su mujer le aconsejó consultar al medico pero él, retrógrado en su creencia, le respondía que los locos son los psiquiatras, que bueno, que ya se lo pensaría.

Pasaban los días, uno si y otro también e insistía, insistía, insistía con lo mismo. Su mujer harta de que no buscara solución le dijo:


- ¡Mételo pues en la cortadora de pepinos y no me molestes más!



Hoy el marido ha llegado cabizbajo, abatido, y con un color céreo en su rostro.
-¿Qué te ha pasado, querido? ¡Oh dime que no lo hiciste!.
-Lo hice, lo hice.
- ¡Oh no, por Dios! Gritó la mujer. ¿Y qué te han hecho?
- Me han despedido. Responde el marido.
- Pero… eh… y… la cortadora de pepinos, ¿te ha hecho daño?
- No, no. También a ella la han despedido.

dissabte, 11 d’octubre de 2014

Guinea, donde nací. (Reposición)

¡Ambolo! ¡Ekie!  ¡ Hola!
Eí djaa  ¿Cómo estás?

Elsa Lopez y Anna Jorba R en La Palma
Empiezo y termino este recorrido personal por Guinea con un poema de mi amiga Elsa Lopez:

Guinea era mi mundo

Mi infancia tiene nombres:
Rio Muni, Santa Isabel, Ekuko,
Ebibiyin, el bosque Fang, los pamues,
y el cuento de una boa que devoraba el cielo.
Mi mundo era una playa de arenas infinitas,
palmeras que se doblan hasta alcanzar la orilla
de un océano único sin horizonte alguno
y un niño de piel negra dormido sobre el tronco
sus bracillos colgando sobre el añil del agua.
Mi mundo era esa playa.
Los niños calabares desnudos en la espuma
y miles de cangrejos
brotando entre mis dedos como corales rojos
y una barca sin remos que avanza hacia nosotros
cargada con la pesca del sol y la alegría.
Guinea era mi mundo.
Un viejo paraíso poblado de serpientes,
tiburones azules, y hausas de colores
sentados a la puerta y al calor de mi madre.
Mi mundo era la selva y un elefante herido.
Un río y los cayucos
sorteando los cuerpos de hipopótamos grises.
Y quedarnos absortos oyendo los tambores
que anuncian nuestro paso camino de un poblado
donde aguardan los viejos y sus viejas historias
de bosques y elefantes que van hacia la muerte.
Oler los cafetales,
escuchar el estrépito enorme de los pájaros
y oír la algarabía de los pequeños monos
que brincan por los árboles.
Y ver cómo maduran la yuca y la malanga
y devorar el jugo de un coco entre las manos
y bailar un balele a ritmo de tambores
al compás de la selva y sus tristes aullidos.
Aquel era mi mundo, especial y distinto,
y no habrá ningún otro ni yo seré la misma. (Elsa Lopez)



----------------

Mamá Aurora Ricart Raldiris
MIS PADRES
Mamá Aurora Ricart Raldiris




















Papá Francisco Jorba
Papá Francisco Jorba



















--------------

Casa en Guinea de los Sres. Jorba
Al escribir una sabe dónde está el limite entre la realidad y la ficción. SENTIMIENTO HEREDADO es un relato que mezcla ambas cosas.

Recién casados mis padres partieron hacia Guinea. Sin teléfono, ni radio, ni prensa. Llegaron a la tierra del continente vecino para llenar sus vidas de experiencias. Embarcaron en el puerto de Barcelona, en el Domine, y haciendo escala en Valencia, navegaron a Cádiz, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Monrovia, Lagos, Santa Isabel hasta llegar a Bata. Total veintisiete días de travesía.
Se establecieron en una de las primeras casas construidas con ladrillo, las habituales eran de barro y techo de nipa, a la que tuvieron el privilegio de adosarle un generador eléctrico.
Los nativos hechizados por el embrujo de la luz, en un ritual, bailaron toda la noche a ritmo del balele y al compás del tam-tam.
Mis padres escribieron su historia familiar, durante años en aquellas tierras, hasta mi nacimiento.
El paludismo y las deficiencias en mi crecimiento les obligó a regresar a la península.
Me enseñaron a querer a África.
A sentir hondo la tristeza de su abandono en el negro destino de su piel maltratada, curtida a base de desprecios.
Llevo años viajando a ese destino.
Presido una organización sanitaria que quiere sembrar el germen de la solidaridad en la mermada expectativa de vida de la infancia.
Junto con mi corazón llevo mi admiración por aquellos, como mis padres, que abrieron camino en la historia de África, colaborando, con todo lo que está a su alcance, en el bienestar de sus gentes.
-------------

Nací en un parto sin problemas atendida por el ginecólogo Dr Bardají el 17 de Septiembre del año 1952 en Bata, Guinea Española, como se llamaba entonces, ya que a partir de su independencia, pasó a llamarse Guinea Ecuatorial.
Por aquella época se estaba construyendo el aeropuerto de Bata, cuyo director de obra fue el ingeniero aeronáutico catalán Ramón Tatay, que con su mujer Julia Huici estaban instalados en la capital, antes que se conocieran con mis padres. Entablaron una amistad que perdura hasta el día de hoy que tanto Julia como mi madre son las únicas supervivientes de aquel grupo y de aquella época.
Buque Domine de la C. Transmediterránea

*** a dia 25 de noviembre de 2016 recibo por correo un gesto amable del Sr Juan Manuel Grijalvo en forma de enlace a su blog (AQUÍ) y una foto del citado buque Domine ilustrado por el SR. Roberto Hernandez que publico a continuación:


El Domine. Acuarela de Roberto Hernandez

Antes de construir el aeropuerto, la única vía de traslado desde España a Guinea era la marítima y el buque "Domine" de la Compañía Transmediterránea es el que hacia el trayecto desde Cadiz a Bata, en una travesía que duraba 25 días, atracando en los puertos de Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Monrovia, Lagos, Santa Isabel de Fernando Poo y Bata.
Una vez terminadas las obras del aeropuerto,  el trayecto en avión, lo realizó la compañía de Aviación y Comercio (AVIACO). Trayecto de dos días parando cada cuatro horas para repostar.


Mi abuelo, obsequió a mi madre con un viaje desde Barcelona para acompañar a su novio (mi padre), hasta Cadiz. Desde allí mi padre viajó a Guinea, de avanzadilla, antes de casarse, para poner a punto su trabajo y la futura casa que los acogería.
Mi abuelo y mi madre prosiguieron viaje por Marruecos, Casablanca Tanger, et


Al cabo de un par de años mi padre regresó Barcelona para casarse y tras el viaje de novios, a Palma de Mallorca, que era el lugar preferente de destino en aquella época, se fueron a vivir a Bata.

Mis padres el día de la boda
Mis padres el día de la boda























Papá en el Hotel Mediterráneo
de Palma de Mallorca



Los papás recién casados en el Hotel Mediterráneo
de Palma de Mallorca


















-----------------
Viaje a Guinea 
--------------------------

Casa en Guinea de los Sres. Jorba
De los preparativos de la vivienda de mis padres, una casa de nueva construcción, se encargó mi padre. La construcción fue a cargo de S. Barnils, que en España poseía una fábrica de ladrillos y el que años después, sería alcalde del pueblo catalán de Sant Cugat.
La casa estaba situada a unos 2 Km de Bata y a muy pocos metros de la costa, tanto es así, que hubo que levantar un muro de contención, para evitar que en días tormenta,  las aguas agitadas llegaran a los pies de la casa.
Amplia, luminosa, decorada con gusto por mi madre, incluso con muebles diseñados por ella.
Construida en terrenos poblados de guineanos de la tribu "combe".

Al llegar a la noche la fuente de luz eran los quinqués o lámparas de bosque. No había cableado eléctrico, pero mi padre se encargó de instalar un generador para suministrarla. El primer día de su funcionamiento, a los indígenas les pareció cosa de magia y refiere mi madre que estuvieron sin parar  toda la noche, convulsionados al compás del  "tam tam".
Tampoco tenía en principio agua corriente, lo que resulta curioso, dice mi madre, con el amplio baño que se construyó para no hacerlo servir nunca.
Se ideó el ingenioso y sencillo sistema para bañarse, el agua venía de un deposito y el grifo era una cadena de la que se tiraba.

Mama frente a su casa en Guinea
Mamá frente a su casa en Guinea con el perro Bugui




















Mi cuna
Anna Jorba Ricart
-------------------
A partir de aquí son muchas las historias narradas de manera entusiasta cuando vivía mi padre y recordadas durante muchos años por mi madre. Aún le pregunto. 
Ella, que ha tenido una portentosa memoria, tras la circunstancia accidental de hace tres meses, se ha visto muy mermada, pero revive recuerdos de sus grandes amistades los Lopez, los Castro, los Tatay, los Zapatero, los Chicharro, los Carmona, etc. recuerdos de vida con su cara y su cruz.





No habían condiciones para vivir, pero ahí estuvieron y formaron una familia, con Bugui el pastor alemán fiel, que vivió una increíble historia para volver al lado de sus amos, atravesando el bosque, ríos y muchos kilómetros y  llegar extenuado.
No se separó más de mis padres, hasta que los nativos lo envenenaron y murió.

Bugui nuestro perro en Guinea















Y muchos temas para escribir historias:

La fauna gigante y las flores sin olor.
Los caminos que se abrían con machetes cada semana, porque la vegetación era tan frondosa y crecía tan rápido, que volvían a taparse.
El clima tropical con calor sofocante y un grado de humedad relativa del aire muy elevado, del 80% al 100%. 
Tormentas de mucho ruido y descarga eléctrica.

Empleados de servicio  nativos. Generalmente de tribus diferentes combes, pamues, fang, bubis, hausas, etc.
La rivalidad entre ellos  hacía que se vigilasen unos a otros en sus posibles tropelías. El cocinero y el marmitón, el cazador, el pescador, el lavandero que preparaba el almidón y realizaba los trabajos de plancha, el chofer y el "boy", hombre de confianza, el único que entraba en el interior de la casa.
Se comían alimentos traídos de España o los de producción local como la yuca, el cacao, el café, el palmito,los plátanos miniatura, papaya, cocos, piña, dátiles, gallina guineana, carne de antílope.



Las nativas llevaban bellas telas estampadas en sus "clotes".

Lo relata Elsa Lopez en su articulo, "Elogio de la piratería" cuando llegaban los comerciantes, hausas principalmente:

"Enfrente de la casa donde vivíamos extendían sus mantas de colores y en ellas colocaban cabezas de marfil, colmillos afilados, bolsos de cuero, zapatos de serpiente y collares y platos de bronce. Era una fiesta en casa..."




En la revuelta del país por la independencia, en el año 1967, estábamos en la Península. Guinea sufrió a partir de entonces una historia negra, negra. Quemaron todos los archivos de registro de los que nacimos allí. Lo saquearon todo. Se instauró la dictadura, pero... eso es otra historia.

A mi me seguirá fascinando todo lo referente a Guinea. Y os confieso que queda pendiente un viaje a esas tierras.
¿Tal vez con Elsa? ¿Quién sabe?


----------------

UN CORAZÓN DE ÁFRICA


La intervención fue más complicada de lo previsto y delicado el postoperatorio. Superado por la fortaleza de la joven y la suerte de contar con los medios necesarios en el Centro Medico La Paz de Bata, para hacer frente a situaciones de extrema gravedad.
Han pasado los años y Nsué luce espléndida en nuestro aniversario. Piel brillante, ojos almendrados, iluminada por un haz de luz especial que brota de su interior. Su negrura contrasta con los vivos colores del clothe con el que hoy se ha vestido. Rojo, amarillo, azul turquesa, estampados que reflejan esos mismos colores con que África cautiva. Cuando contemplé el amanecer desde Monte Alén, tapizado de verde, deslizándose la niebla por sus laderas y en Malabo la belleza de Nsué, empecé a forjar mi futuro en esta tierra. Mis padres, recién casados, viajaron desde Barcelona para trabajar en Bata. Aquí nací y aquí, años después, sigo embrujado por su belleza. Al filo de la muerte, tuve en mis manos el corazón de Nsué. Hoy late enamorado abrazando a nuestro hijo. En su mesilla, junto a las flores, le regalo un poema de Elsa Lopez. Al unísono, con su exquisita palabra, declaramos el amor por esta tierra:


 Mi mundo era una playa de arenas infinitas, 
palmeras que se doblan hasta alcanzar la orilla 
de un océano único sin horizonte alguno 
y un niño de piel negra dormido sobre el tronco 
sus bracillos colgando sobre el añil del agua.


*** En otra entrada de mi blog Música y Cultura, encontrareis múltiples enlaces para conocer mejor esta tierra  GUINEA ECUATORIAL DONDE NACÍ PARTE I


 Fotos propiedad de Anna Jorba Ricart excepto la del relato anterior. Fragmento del poema de Elsa Lopez: Guinea era mi mundo.

divendres, 10 d’octubre de 2014

Tonterias de mi casa: Conquistando espacios



Mi mujer está disgustada porque voy adueñándome poco a poco del espacio. 
En la cama porque soy como un elefante, como diría el título de cuentos de Elsa Bornemann. 
En el baño porque monté para adelgazarme un gimnasio, con mancuernas de diferentes pesos, bandas elásticas, una divertida Bosu de caucho y una bicicleta estática. 
En el armario porque me cuesta deshacerme de la ropa mientras no cambie de talla. En la librería porque los estantes están repletos de mis adquisiciones literarias y más ahora, que muchos de mis amigos microrrelatistas están publicando: Maria Paz, Susana, Cecilia, Jone Miren, Mar, Jesús, Humberto, Lola, Miguel Ángel, Paz, los Pedro, Araceli, Beatriz, etc.

Mi estudio estaba en una habitación encarada a un patio interior al lado de las escaleras, siempre iluminado con luz artificial. Acabé siendo el vigía de los vecinos que no usan el ascensor. Me cansé y decidí trasladarlo a un lugar más alegre de la casa: el comedor
Una mañana retiré unos cuantos muebles de una estancia situada frente al ventanal que da al jardín y ahora vigilo el níspero, el naranjo, los mirlos y... alguna terraza interesante, en fin, que me he acomodado en un ambiente que incrementa mi inspiración. Pero...

- ¡Ernesto, nos hemos quedado sin comedor!.
- Tienes razón Julia.
- Pues ya ves, querido, tengo razón y un dilema. La escritura será tu alimento, pero a los invitados a comer no sé dónde meterlos.

dissabte, 4 d’octubre de 2014

Plagio del chiste de uno de tantos matrimonios




Ernesto me ha confidenciado que sospecha que su mujer le es infiel. Que no le extrañaría nada que tuviera un amorío, porque su actitud indiferente, apunta a que así sea. Llevan años de convivencia y sufren las consecuencias del desgaste que la rutina ejerce sobre ellos. A él también le pasa.  Sabe que, como dice Sabina, los hombres engañan más que las mujeres, pero ellas lo hacen mejor.
Me explica que cuando suena el teléfono, su mujer siempre se apresura a cogerlo. Que estando los dos en la cama, él, intentando conciliar el sueño, y ella, leyendo como siempre, hasta la madrugada, hubo una llamada y me detalla la conversación:
-¿Diga?
-No, no, se ha confundido.
-Llame usted a la Comandancia de Marina. Si, si a la Comandancia de Marina.
-No, no sé cuál es su número, pero vendrá en la guía, digo yo.

-No, no es molestia, no estaba dormida.
-No, no se preocupe.
-Adiós, adiós, que tenga buena noche también.

Ernesto con curiosidad le pregunto quién era y ella le contestó que era uno que se había equivocado, que preguntaba si había moros en la costa.

Y es que, digo yo,  hay cosas tan evidentes. Es inútil volver sobre lo que ha sido y ya no es.

Si te apetece seguir con esta sección del blog, para leer otros plagios, entra en este enlace: PLAGIO DEL CHISTE

dimecres, 24 de setembre de 2014

Y sucede que...



El presente 
es consecuencia inevitable 
del pasado 
que a renglón seguido 
escribe el futuro.



Quiero que la última cicatriz se disipe en el tiempo.
Efímero presente,
que no dice adiós sino hasta siempre.
Me interesa el camino del hoy.


dissabte, 20 de setembre de 2014

Un me gusta en la red

Un hola.
 Un instante.
  Una mirada.
   Una ráfaga.
    Eres prisa.
     Un abrir y cerrar de ojos.
      Eres humo.
       Una visita de rigor.
        Un vecino de escalera.
         Una entrada en ascensor.                 

                                                                    Y...
                                                                        Tu ausencia...
                                                                            pero a esa, ya me tienes acostumbrada.                               
                               Eres andar por la calle
                             Una sala de espera.
                            Eres autobombo.
                           Publicidad.
                          Promoción.
                         Negocio.
                        Un hablar de mi libro.
                       Un dedo compulso.
                      Teleprompter.

dijous, 18 de setembre de 2014

Nuestro héroe

Una sencilla historia basada en hechos reales...

Montaje de foto. El capitán Jorba y su hija
Recuerdo a mi padre explicando sus hazañas.
Surcaba los mares del Norte, navegando por los fiordos, como capitán de un velero vikingo con un imponente dragón azul en el mascarón de proa.
Nos abandonaba para zarpar en busca de algún botín que traernos.
Armado con el hacha de batalla en cuya empuñadura llevaba grabados nuestros nombres.
Era valiente.
Siempre acababa herido, nadando moribundo, o en la fría noche, arrastrado por alguna tormenta.
Daba realismo a sus cuentos imitando los sonidos del viento: ¡shhhhh! ¡shhhhh!
o del agua:  ¡splash! ¡splash!
Acabábamos llorando de pena, imaginando a nuestro padre en aquellas condiciones.
Mi madre le reñía, Paco, no deberías explicar estas historias tan tristes a los niños y él siempre contestaba: es que así les hago el corazoncito tierno.

...me consta que a mi, el corazón, si se me hizo tierno.

Publicado por el Museo Marítimo de Barcelona
Pag 7 con seudónimo Eric El Rojo
Vikings i el mar

dimecres, 17 de setembre de 2014

Son 62. Frases para un cumpleaños


Veo que he tenido continuación... un año más.

Me consta que las palabras no sustituyen besos, achuchones, caricias, ni abrazos, pero trasmiten deseos de felicidad.
El calendario me dice que hoy es mi cumpleaños y que me quiero, pero yo me quiero todos los días del año.
Vivo cada despertar y cada madrugada como único, porque cada día que pasa se aleja, queda atrás y engrosa la cifra.
La vida es lo que ocurre mientras estamos ocupados haciendo planes y ya veo como pasa el tiempo.
He llegado, sin darme, cuenta a los sesenta y dos.
Empecé siendo una niña indefensa y a lo mejor a partir de ahora dejaré de ser una madura indefensa, porque al saltar la barrera de los sesenta, no pretendo ser mas vieja sino mas sabia.
Al menos eso deseo, no vaya a ser que me haga mayor y no crezca.
Mis mensajes son de amor.
Acumulo la etapa primaveral, la tapa otoñal y llego a la invernal, pero no sufro, porque el tiempo es solo un pasatiempos.

Si, si, río y sonrío que aún me quedan dientes.

Este año no necesito cerillas, necesito una antorcha.
No pretendo provocar un incendio con el numero de velas, tiene que ser muy grande la tarta y me tendrán que ayudar mis amigas y necesitaré los pulmones de Hércules para soplarlas.

Mira, por cada una de estas frases he recibido un pensamiento con amor.

1.- Feliz cumpleaños
2.-¿Quién dijo sesenta? No, no, cuarenta con veinte de experiencia y dos de propina.
3.- Hoy no es un día cualquiera es un día muy especial.
4.- Es un feliz acontecimiento anual.
5.- Hay un mundo mejor, pero es carísimo.
6.- Bienvenida a la cofradía del achaque.
7.- Me consta que es un rollo ser joven de corazón
8.- Pero con ilusión de seguir viviendo.
9.- Porque una alegría dispersa cien pesares.
10. A las buenas y a las malas.
11. El mañana es una visión de esperanza.
12. Que las alegrías sencillas te llenen los días.
13. Que te inunde la paz y el bienestar.
14. Que cada día sea una experiencia única.
15. Que la dicha esté siempre presente en tu vida.
16. Que tus esperanzas e ilusiones se conviertan en realidad.
17. Soy afortunada de compartir mi vida contigo.
18. Que podamos disfrutar de ti.
19. Que nuestro amor resista el paso del tiempo.
20. Cada año que paso contigo, me sabe a minutos.
21. Nuestro futuro es una aventura.
22. No hay regalo que pueda superar lo que tu vales.
23. Cada año que pasa eres más hermosa.
24. La vida ya te hace un regalo genético.
25. La edad no ha podido contigo.
26. Que la alegría de hoy sea la constante de tu vida.
27. Que no te falte nunca la amistad para compartir.
28. Que tus sueños no desaparezcan.
29. El corazón que ama siempre será joven.
30. Un año mayor y yo te veo mejor.
31. Nunca volverás a ser tan joven...
32. ...pero nunca has sido tan vieja.
33. Felicidad en lo profundo de tu ser.
34. Serenidad en cada amanecer.
35. Anhelos que se hagan realidad.
36. Que el éxito esté presente en tus proyectos.
37. Que cuando soples las velas se cumplan tus deseos.
38. Tú como una diosa, cuanto mas cumples mas hermosa.
39. Eres valiosa por ser como eres: autentica.
40. Se dueña de tu destino.
41. Que sigas con tu bondad.
42. Cuando por los años no puedas correr,
43. trota;
44. cuando no puedas trotar,
45. camina;
46. cuando no puedas caminar
47. usa el bastón.
48. ¡Pero no te detengas!
49. Y que no te pierdas en el sendero de la vida.
50. Haz lo que quieras pero quiere lo que haces.
51. No desees mucho, así lo pequeño te parecerá grande.
52. La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios.
53. La mano que te ayude la encontraras al final de tu brazo.
54. Nunca es tarde para buscar un mundo mejor.
55. Quitarse los miedos.
56. Resistiré, erguido frente a todo ¿Te suena?
57. La vida es hermosa hay que vivirla.
58. Y no estas sola mira frente a ti.
59. Que seas feliz.
60. Que lo celebremos juntas.
61. Hasta que “esa” nos separe.
62. Y que cumplas muchos más.

El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es, decía Bucay y en eso tengo cómplice y con los años aún más. 
He visto que no hay regalo suficiente para este día, pero me consta, que estás ahorrando para el próximo. GRACIAS