El baúl de mi cine. El Super 8. Parte I

Hace más de 30 años que me aficioné al cine amateur. Me encantó conectar con su trastienda, con el mundo que hay detrás de una cámara. Me uní a este medio de expresión por el entusiasmo que me produjo trabajar combinando imagen, sonido y escritura, que sumado a las ganas de comunicar, representó una afición excelente para mi.


Allá por el año 1980, me hice socia de UCA, Unión de Cineastas Amateurs, en la calle Nápoles de Barcelona. Entonces su presidente y fundador era el Sr Tomàs Mallol i Deulofeu, que murió hace cuatro meses. Reconocido por su colección cinéfila, de proyectores, de películas amateurs, de carteles, etc. expuestas en el Museo de Girona.

En el UCA aprendí los secretos que hay detrás de las cámaras.


Estudié las nociones básicas de cinematografía para poder realizar una película en sus apartados de filmación, montaje y sonorización. Me familiaricé con los términos propios del cine, como ángulo de la imagen, enfoque, escenario, guión, sincronización, fundido, traveling, primer plano y un extenso numero de palabras y conceptos.


Me inicié de la mano de Françesc San Agustin Vila.  Autor al que acompañé en alguna ocasión mientras realizaba la grabación de "Villa hospitalaria" y en dónde quedé admirada del intenso trabajo que hay de planificación a la hora de realizar una película.
Françesc me escogió para protagonizar un corto suyo, "Dobles mixtos" ¿ quién sabe por donde estará?, pero desde entonces, lo que verdaderamente me interesó, fue aprender a crear el argumento, el guión, escoger el encuadre, definir los planos, los cambios de ángulo, la continuidad y el ritmo, la mecánica del sonido, en definitiva todos los elementos para la realización de una película.

Las cámaras que por aquel entonces se utilizaban para grabar las imágenes, distan mucho de las que existen y se utilizan hoy en día.
El formato de película con el que comencé a grabar era  Super 8.
Me compré una video-cámara Cannon 1014. Excelente máquina con muchas prestaciones, que poco a poco fui descubriendo.



Posteriormente me pasé al formato digital con una Sony DCR PC100E. Mas fácil de manejar y más cómoda.
El formato digital con la informática ha supuesto facilitar el montaje extraordinariamente. Una evolución que ha servido para mejorar las condiciones de trabajo, tanto en la edición de la imagen como del sonido, ya que la labor de crear un film  con el formato super8 era puramente artesanal. Por tanto con la venida de las nuevas tecnologías, ya pasó a formar parte de la leyenda.

Filmar consiste en tomar una serie de diapositivas muy pequeñas, una tras otra en una cinta larga y estrecha de material sensible a la luz por medio de una cámara cinematográfica.
Dado que la serie consecutiva de diapositivas se hace en un breve periodo de tiempo, presentan pequeñas diferencias entre ellas, en las posiciones de las personas y las cosas.
Una foto diapositiva es inmóvil en si misma y permanece inmóvil, pero gracias al proyector y a nuestra vista tenemos la ilusión de estar viendo el movimiento.


Esto se demostró en el año 1872, con la captura del galope de un caballo cuando pasaba ante dieciséis cámaras fotográficas, las famosas fotos del caballo de Muybridge, o con una serie de fotos, menos conocida, también original de Muybrige, de un cuadro domestico.


La cámara de filmar se cargaba con un chasis hermético a la luz, que contenía una película sensible, de unos 15 metros y perforada por un lado.
Gracias a esas perforaciones la película avanza por medio de un mecanismo de arrastre, que se ocupa de colocar un nuevo espacio de película, aun no expuesto, ante la ventanilla de la imagen que se encuentra el objetivo. La película se detiene, recibe una exposición y avanza de nuevo; este proceso se repite 18 veces cada segundo, como velocidad básica, almacenándose en un chasis (yo compraba de la casa Kodak), que tenían una duración de unos 3,5 minutos.

Todos los cartuchos se tenían que llevar al laboratorio para revelar, yo los enviaba a Madrid y me los retornaban por correo revelados, a punto para el montaje.
Las secuencias de la película se iban confeccionando cortando fotogramas con una maquina especial para ello. Se empalmaban manualmente con una cola especial y el visionado se hacia con una moviola, hasta conseguir el resultado deseado. Esa tira de fotogramas llevaba una banda a lo largo de todo su lateral, normalmente magnética, en donde quedaba registrado el sonido.
Llegué a tener en casa mi propio estudio de grabación en una habitación insonorizada, necesaria para cuando se trataba de doblar voces. Imágenes y sonido creados se mostraban con un proyector en una pantalla desplegable.

Recopilé recuerdos de aquella época, de vacaciones, de la vida cotidiana, de mi familia.

Recupero para este baúl de mis recuerdos estas imágenes con mi padre y nuestro perro Puchi ambos ausentes desde hace años e imágenes de mi madre y mías del año 1980 y con banda sonora original.




Mi primera primera realización de un cortometraje ganó el 1º premio en UCA.
Su titulo “Sinfonia Fiel”. A cuyos protagonistas Mª Luisa Outeriño, Rosa Mª Godino y Jordi Montañes Biñana, y otros,  no los he vuelto a ver desde hace muchos años. Si desde aquí con la difusión que tiene Internet alguien los localiza, será una satisfacción para mi que ellos puedan disponer de una copia de la película entera.
Perforé una pared de mi casa para abrir una ventana y comunicar dos estancias. Una servía de cabina de grabación para insonorizar ruidos externos en los montajes y doblajes de voz y de cuarto de proyección. Hoy en día es un recuerdo en una estantería que queda tapado por libros.

A continuación unos fragmentos del cortometraje "Sinfonia fiel":

Con sonido mejorado. Grabado en Barcelona. Imágenes de la protagonista Rosa Mª Godino



Imágenes de los protagonistas Rosa Mª Godino y Jordi Montañés Biñana.


Y en recuerdo de Mª Luisa Outeiriño madre viuda de la protagonista.
A la hija le pongo voz en el doblaje:





Reportajes, documentales, viajes, escapadas, fiestas familiares, celebraciones...
Siempre he estado con la cámara en mano. Menos mal que cada día las hacen más pequeñas y ligeras.

Crear el movimiento me parece un milagro. Reproducir la vida tal como era y como nunca más volverá a ser. Hacer cine me parece un arte. Es la vida y sin los momentos aburridos. ¿Qué más se puede pedir?



....continuará

Podéis hacer el seguimiento y comentar en Facebook desde aquí.



Comentarios

  1. maravilloso Como lo presentas sientes y lo escribes
    un aplauso con flores

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana.
    Todos me han gustado mucho.
    Sobetodo el primero en el que salen tus padres y tu perro en el que también sales tu,
    ¡Que guapa tu madre!, con su elegancia natural , que supongo debe conservar ahora.
    Te agradezco que hayas compartido estas vivencias.
    En cuanto a Sinfonía fiel, me ha trasmitido romanticismo y belleza.
    Todo un arte.
    Petons, Montserrat

    ResponderEliminar
  3. Una joya a la que acabo de descubrir.
    Que bonitos, sobre todo el primeero con esa sencillez natural de la que emana su belleza. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hablas de los ochenta y parece que fuera la edad media, jeje. Cuantas cosas han cambiado desde entonces!
    BEsos

    ResponderEliminar
  5. Anna: ara ho comprenc tot: Quina dona mes preparada que ets Anna. El felicito una vegada més. per tot el que ets, i per tot el que has estat. Admirable. La filmació de la família amb el gosset, genial!! I quines actrius més gaupes!!!
    Una abraçada molt y molt gran.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares