El último tweet





No consiguió soportar su día a día. Saqueado por la carga feroz de la brutal sociedad, que cruel e intolerante lo inmoló. Tan solo tenía catorce años. Rendido en el rincón de sus adentros, fraguó un saber, sin saber que hacer con su sentir. A las doce envió un tweet a su querido amigo. Fue su último grito.
Eligió morir estrangulando su garganta hasta la eterna apnea.









Relato presentado en el concurso de micro cuentos en
 Diversidad literaria
Seleccionado. Pasa a formar parte en una antología publicada
En pagina 34.




Comentarios

  1. Hola Ana:
    Bon día. Pobre muchacho, que bien relatas el sufrimientio y falta de motivación de este muchacho.
    Desgraciadamente conozco un caso real de un chico joven que terminó así, ahorcándose. A veces las depresiones juegan malas pasadas
    Molts petons, Montserrat.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares