Mariquita


Puesto en su boca es una ofensa.
No me nombre nunca más.



Comentarios