dissabte, 9 de febrer de 2013

Margaritas a los cerdos



Seguía su andadura por la red perfilando su nuevo camino, conservando el recuerdo de gente sincera, se le acabaron las margaritas para las cerdas, que colocó en el lugar que merecían, como la mierda, en la basura.




Ilustración de Maxim Dalton

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada