divendres, 31 de maig de 2013

De la fotos de perfil, avatar y nuestra imagen de reconocimiento. La cofradía del escribiente.



Un día apetece, en las relaciones que se crean entre los autores del blog, traspasar la pantalla virtual para conocerse en persona, darse un abrazo o un apretón de manos.
 Desde la primera vez, y en las sucesivas, me ha sido grato el reconocimiento instantáneo que he hecho de los otros, siempre que éstos exhiban una foto “actual” de su perfil. Y remarco lo de foto actual por la importancia que tiene en un primer encuentro. La foto es evidente que nos identifica.
Hace unos días viajé para conocer en persona a un amigo escritor con el que hacía tiempo intercambiábamos comentarios y éramos mutuos seguidores en nuestros blogs.  Iba a presentar un libro en su pueblo natal. Esta fue la ocasión que me pareció ideal para conocernos. Quería darle una sorpresa y sin avisarle me fui a la presentación de su libro.
Paseando aquella tarde por las calles de su pueblo, en varias ocasiones encontré por las paredes carteles de publicidad con su nombre, con la foto de portada de la obra, anunciando su presentación. Me resultaba agradable este detalle  de la organización del Ayuntamiento, que haciendo eco del evento, potenciaba la popularidad de uno de sus ciudadanos.
El inmueble escogido para el acto y su entorno me resultaron de una belleza extraordinaria. Situado en el centro artístico del pueblo. Era un palacio restaurado, impecable, convertido en biblioteca.
En aquella casa señorial, atravesando una gran sala, entré a un patio claustral donde el acto acababa de empezar.
Cuatro hombres de edades similares presidian la mesa. Me preguntaba cuál de ellos sería el escritor por el que me desplacé de incognito. Lo supe en las presentaciones cuando lo nombraron.
Nunca nos habíamos visto antes y la foto de su avatar no me daba los rasgos suficientes, porque de lo contrario, yo que soy muy fisonomista, hubiera reconocido cual de ellos era mi amigo virtual.
Cuando me acerqué a él con su libro para que me firmara la dedicatoria, me di a conocer y me salió del alma exclamarle: " renueva la foto de tu perfil, amigo. ¿cómo iba a reconocerte si desde que te la hicieron han pasado cincuenta años?"

Siempre en las citas con los virtuales, hasta ahora, he reconocido por las fotos de su perfil de quien se trataba. Sin ir más lejos, lo pude comprobar de nuevo este viernes pasado en Barcelona en otra presentación de un libro a la que acudí. 
Por todo esto, me parece interesante conocer la imagen actualizada de las personas con las que tenemos trato.

dijous, 30 de maig de 2013

Amigo que te vas, dile que la quieres. Recitado



Te recuerdo amigo

“… que, aunque la vida perdió,
nos dejó harto consuelo
su memoria.”

AUDIO de Amigo que te vas, dile que la quieres

Tiene una luz a su lado
que incide sobre él y lo ilumina;
gracias a ella no hay tanta oscuridad,
aunque se siente sin fuerza y agotado.

Han sido caminantes
al paso del tiempo que deja su huella.

Hoy viven según el destino les marca.

Ella, a su vera, compañera fuerte,
y el, que su cuerpo se quiebra
tan solo con un soplo de aire,
no quiere irse,
ni estar un instante
dónde no pueda verla;
no quiere que venga la parca,
que cerca la tiene,
que casi le oprime y le atrapa.
Damocles le roza....
el presiente su espada,
aunque quiere de veras
plantarle cara.

A veces el sueño le vence,
descansa su ansia,
dormita su cuerpo.
¡no te pares corazón!
que ha de decirle aun cuanto la quiere,
recuperando el tiempo perdido,
de rutinas y silencios,
sin ella no es nada.
ella es y ha sido, todo,
su amiga,
su amante, su amada... su amor...




dimarts, 28 de maig de 2013

Abre tu puerta niña que ya no hay miedo. Recitado


RECITADO CON MI VOZ EN ESTE ENLACE
Abre tu puerta niña que ya no hay miedo

Por la vereda que lleva al pueblo,
anda la niña de ojitos tiernos,
enamorando soledades de encierro,
para desquite de mentes de paso estrecho,
que a jirones quiere desgarrar
el lujo del sentimiento,
¡hay que decir basta!
¡basta al miedo!
que sabe de cultivar silencios...

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Dile a la gente que calle
que murmuran en fregaderos de aguas,
que lavan envidia, sombras y duelo;
escándalos viejos son inquina necia,
que un sentir no tiene freno,
ni mala lengua aquí terreno,
ni oído cómplice, que soporte
el hedor de desvelar secretos.

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Niña de ojitos tiernos,
que al beber del viento
se me escapa el aire
azuzando tiempos
de un querer de besos,
que rasguen guitarras de cuerdas libres
desatando nudos de soledad,
perfumando espacios
con flor de azahar.

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Del sur palmas de risa,
afilando silencios,
zarcillos que en suspiros cuelgan
de un dulce sonido al viento,
gente que al desecho de su boca
marchita el vuelo de un querer,
jofaina que retienes el agua
que por ti bebo,
manantial de lágrimas, amor y sueños...

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Del sur sentir profundo,
pulso a ritmo de cante y rezo,
seguidillas, saetas, alegrías. soleás,
danza con arte, guiño,
pirueta en el aire
que el hechizo de guitarra
entona al calor del cuerpo,
con ojos que se encienden de puro amor
delatados por su brillo y su expresión...

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Del sur me saben los besos,
porque puedo y quiero;
una bala atraviesa el alma, hiere profundo,
pero no mata anhelos,
cuanto más se sufre
mas se enciende la luz de los desvelos,
hoy lo expreso,antes que el tiempo
ensombrezca la razón
apagando el pensamiento
por la ausencia de recuerdos...

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Junco al aire, cante, tiento,
voces que en sudor de taconeo, repiquetean,
¡flamenca!
mujer sultana
de la Córdoba Eterna.
Gracia innata.
Acariciarte el alma,
entretenida en mi zaguán
pórtico de mi entretela,
hondo y tierno,
donde te colmaré de caricias,
allá donde despierta el beso...

Abre tu puerta niña que yo te quiero...

Grito en la sierra que va a la ermita,
cuando le pido a la Virgen que me bendiga,
que de querer y amar si su niño sabe,
por el dolor sentido,
que me devuelva el tiempo
con bendiciones
¡que ya le vale!
por lo mucho que te he querido.

Abre tu puerta niña que yo te quiero
Abre tu puerta niña...que ya no hay miedo.

Anna Jorba Ricart




diumenge, 26 de maig de 2013

Todo está bien. Recitado


Todo está bien. El tiempo oscurece el despuntar del alba con su sello natural. Te miro, veo tus manos, que han deslizado caricias fieles al sentimiento, quebradas en larga espera de amores y de silencios y se vencen entregadas en el roce de los te quiero, atentas en sus deseos.  Tacto mimoso, ante placeres enclaustrados en obligados preceptos.

Todo está bien, el tiempo sin sobresaltos recrea pensamientos en el patio de la calma.



Te miro, veo en tus ojos el tiempo que pasa, dejando miradas cerradas, porque la vida es eso, un cerrar los ojos, un cerrar etapas, un cerrar proyectos que forjan los sueños, apremio de lo no alcanzado que ya menguando fuerzas no se alcanza. La vida cerca mientras avanza. 

Todo está bien,  el tiempo estampa su huella desluciendo el cuerpo y engalanando el alma.






Te miro, veo la sombra de lo que eras, figura enamorada en una lucha de ideas, de afectos, que muchos se empeñaron en enterrar, imponiendo trabas, ¿Acaso no sabían que las ruinas de un imperio con el tiempo permanecen intactas? Lo bien hecho perdura.





Todo está bien
y no dejaré 
de mirarte.
Ilustraciones obra de Morteza Katouzian.Gracias-Shkrā -شكرا

dissabte, 25 de maig de 2013

dilluns, 20 de maig de 2013

Escapar a la libertad

Tan solo quiero levantar el vuelo contigo hacia la libertad.
Encontrar la salida y aprender a caminar de nuevo me sirvió para darme cuenta, en la distancia, de tu insignificancia. Hice caso al corazón. Escapé y resucité. Aprendí de los errores. Equivocándome para rectificar. Atravesé el umbral del que tanto me costó salir. Desaparecí de tu vida y se me abrieron las puertas de nuevos sueños. ¿Qué hice tanto tiempo empobreciendo mi mundo?


diumenge, 19 de maig de 2013

Pava



Si no eres el centro de atención, 
no eres nada.
¿Te digo de qué careces?
*


dissabte, 18 de maig de 2013

Negocio piramidal. La Cofradía del escribiente

Hace unos años me embaucaron en un negocio de los llamados “piramidales”. Fue una pesadilla. Me ocupó tiempo y dinero que nunca recuperé.
Este tipo de negocio era una propuesta, poco más o menos, de una secta en la que cualquier movimiento estaba estudiado de antemano para hacer caer en sus trampas a incautas y confiadas como yo. Compré productos para venderlos, a la vez que intentaba captar cuanta más gente mejor, necesaria para subir de nivel en la pirámide con el fin de multiplicar los beneficios. A la par intentaba formarme como vendedora con charlas, conferencias, reuniones, material de audio, desplazamientos, que por supuesto pagaba con mi bolsillo.
Era necesario captar mucha gente, porque de ello dependía mi beneficio, y así acabé involucrando a mi propia familia, amistades, compañeros de trabajo etc., Se convirtió en manera obsesiva, porque esa era la vía del estimulo para recuperar la inversión. Nunca fue así. Siempre ganaban los de arriba. Por suerte lo dejé antes de acabar atacada de los nervios. Con el tiempo se supo, que aquel método era una estafa piramidal y se tipificó para prevenir a futuras presas.

Hace días que en el facebuque detecto algo parecido (refiriéndome en sentido figurado). Cuando una publicidad se repite multiplicándose hasta la saciedad, por cada uno de los componentes y son muchos, que se hacen propaganda, como es lógico, a mi me provoca un efecto contrario al que desean. Por la pesadez que me supone esa insistencia constante, el tema deja de interesarme.
Conecto, por asociación, con aquella misma sensación que me produjo el timo piramidal o multiplicador y me acaba hartando de tal manera, que dejo de prestarle atención.
Por fin ha llegado el esperado fin de semana para descansar.

divendres, 17 de maig de 2013

La copla en mi vida


Desde el primer momento que se vieron, sus corazones aceleraron su impetuoso ritmo ¿Su belleza? ¿Su sonrisa? ¿Sus miradas?  Fuera lo que fuere,  se impregnaron hasta el tuétano de los huesos,  como rezan la coplas, esas coplas que tanto les gusta, que cantan realidades en pocas palabras expresando el hondo sentimiento, en argumentos, a veces, desgarrados de amores rotos, a veces, de pasiones desbordadas, siempre, en el filo de la exageración.
Letras de Rafael de León, de Manuel López-Quiroga, de Antonio Quintero, de Juan Solano y otros.
Se sienten unidos por la copla, en compañía de Rocio Jurado, de Marife de Triana, de Pasión Vega, de Clara Montes, Pastora Soler, Diana Navarro, etc.

El barco de vela de tu poderío
me trajo a este puerto
donde se me ahogan los cinco sentidos…, 

¡qué manera de expresar! con esos poéticos romances

Se alejó el mocito de la vera mía;
fue mentira todo lo que me juró
y mis ojos lloran tras la celosía
por aquel cariño que se marchitó.

plasmando tragedias de un corazón herido por celos o desamor.

Gitana que tú serás como la falsa moneda
que de mano en mano va y ninguno se la queda,

En cada copla se refleja con intensidad la emoción de manera afectada, 
pero a ellos les hace imaginar la secuencia escuchando su música, a la par que la cantan "teatreramente"

Cuando se marchaba, no intentó ni verla,
ni lanzó un quejio, ni le dijo adiós.
Entornó la puerta y, pa' no llamarla,
se clavó las uñas,
se clavó las uñas, en el corazón.


Apasionados amoríos en letras que calan profundo

Por mi salud, yo te juro
que eres pa mí lo primero,
Y me duele hasta la sangre
de lo mucho que te quiero.

 Ríen,  pensando que su larga vida en común también es una copla, 
la escuchan, la cantan, la disfrutan y se quieren.



diumenge, 12 de maig de 2013

Recuerdos imborrables. Recitado


Porque la vida está llena de recuerdos imborrables, porque el pasado va y viene navegando en la memoria, está dentro de mi, en mi mente, en mis silencios. Es mi historia.

Mantener esos recuerdos agradables me torna la vida mas amable.

Se encarga el tiempo de pasar aunque no quieras, difuminando así imágenes de otrora, algunas secuencias no merecen ni el recuerdo y a otras, mi mente las envuelve acogedora.

Mantener esos recuerdos agradables me torna la vida más amable.

Pensar que aquello entonces moraba en mi andadera y entender que lo que fue no vuelve, pero dejó brisa. Sentir de aquellos años que aún su eco reverbera, dibujando en mis labios, hoy como ayer, vital sonrisa.

Mantener esos recuerdos agradables me torna la vida más amable.

Contigo trencé mi pasado, tú que fuiste raíz de mi árbol de vida, suspiro y sueño, mirada atrevida, fuerza de jovial anhelo, tú que recuerdas como yo recuerdo, lo real, la fantasía y detienes el tiempo, y no estás ausente, y me hablas de nuevo, y me tienes presente.

Hoy, mantener esos recuerdos agradables me torna la vida más amable.



Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran. (Proverbio africano).







diumenge, 5 de maig de 2013

En un abanico. Soneto.

Poema de mi padre. En el aniversario de su fallecimiento. Publicado en Chile en revista Verbo (des)nudo en febrero de 2013

Soneto de Francisco Jorba Bueno
En un abanico

 Estos humildes besos que te dedico
no aspiran a más gloria ni a más fortuna,
que dormir dulcemente sobre la cuna
que forman las varillas de tu abanico.

Mis sueños sublimes y soberanos
aunque a veces confusos y otras dispersos
hoy han forjado estos catorce versos
para que solo jueguen entre tus manos.

Si acaso de otros labios la ardiente queja
escuchas, algún día, junto a la oreja,
palpitando tu pecho por quien te hablara...

Si en el blanco reverso de las varillas
ruborizada ocultas ambas mejillas,
pondrán catorce versos sobre tu cara.

Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta