Volver a sembrar



Corazón ausente
envuelto en desvarío
en aquel terreno estéril
que silenció la certeza.
Buscabas la luz
en la oscura noche,
y te arrancó la flor
el terreno baldío.
Abandonaste palabras:
amor, te quiero, soy tuya...
por prudencia absurda
lejos del consuelo.
Regresa al inicio,
sin espacios vacíos
y en tierra de paz
vuelve a sembrar.

Comentarios

Entradas populares