dilluns, 25 de març de 2013

Vete a la mierda


Palabras frías, distantes, que hieren el alma, eso me dejaste sembrado. Tirada en la cuneta de la indiferencia como un fardo. Tu afán de protección, ¿dónde quedó?  Era puta mentira.
Te quedaste defendiendo a quien causó el conflicto, a quien inició la trampa. Un cero a la izquierda de mucha dignidad. Cizaña biliosa, a quien vas enseñando pautas para madurar, para crecer, para superarse. Tu terreno baldío en terreno baldío.
Mereces la misma soledad. Y encima vas diciendo que fue bonito mientras duró
¡vete a la mierda!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada