Amargado de por vida


Relato seleccionado en el mes de marzo en el concurso de Microrrelatos de abogados
Las palabras clave que había que incluir en el texto: hotel, reacción, sobre, coerción, comparecencia

AMARGADO DE POR VIDA

Nunca me fié de nadie, tampoco de los abogados. Mi padre, un honrado empleado, que siempre defendió la legalidad, cualidad natural en él, fue victima, en un despido laboral, de las conveniencias que se resuelven fuera de los juzgados. Una verdadera coerción supuso la traición de su socio, amigo intimo y padrino de boda, de quien, el día de la vista, en la antesala del tribunal, no se solicitó su comparecencia, porque horas antes, un sobre con dinero resolvió el tema a su favor. Mi padre quedó amargado el resto de su vida. Cuando hablaba del asunto, yo no entendía su abatida reacción. Pero aquella nota, que a su muerte encontré escrita de su puño y letra, me dio la respuesta. Hoy desde el hotel, diviso la ladera de las costas de Garraf, donde el socio de mi padre perdió la vida con sus dos sobrinas. No siento pena.






 JUSTICIA COSMICA

Nueva versión modificada reducido a 100 palabras


Papá siempre defendió la justicia. Vivió amargado por la traición de su socio, amigo intimo y padrino de boda, que amañando un pleito fuera de los juzgados, con un sobre de dinero, resolvió de inmediato el tema a su favor. Papá repetía que la vida pasa factura y a cada cerdo le llega su San Martin.
Ahora que viajo con frecuencia por las costas de Garraf, recuerdo siempre a papá contando la historia de un lujoso Mercedes Benz descapotable, que en una curva se despeñó por el acantilado. Murieron sus tres ocupantes. ¡Qué fatalidad! La vida y el santo hicieron justicia.



Comentarios

Entradas populares