dimarts, 12 de febrer de 2013

Para Alex, en su sueño profundo. Última esperanza.


Texto presentado en la convocatoria de relatos del blog Esta noche te cuento del mes de enero, basado en un hecho real. En esta semana se cumple el aniversario del adiós de Alex.
Mi recuerdo para él, allá donde esté, con el relato Última esperanza y el verso que recité en sus funerales En este sueño profundo.

ÚLTIMA ESPERANZA

Alberto, que acababa de cumplir dieciséis años, sufría una nueva crisis entrando en estado de coma.
Cuando despertó, sintió la proximidad de sus padres y la incertidumbre angustiosa de comprobar el grado progresivo de deterioro que su cerebro soportaba en cada embestida.
En la crisis de aquel Abril acordaron ingresarlo en el Gran Hospital, cuyo equipo medico de Neurología era pionero en un tratamiento innovador para su enfermedad y representaba la última esperanza terapéutica para su hijo, ¡por fin! Alberto, en las mejores manos, entraba en un protocolo novedoso que tan buenos resultados estaba dando.
Pero el destino, siempre imprevisible, sembró en su vida la ironía y esta vez no despertó.


EN ESTE SUEÑO PROFUNDO

Porque en este día,
un corazón roto,
nos ha quebrado el alma.
Alex
En este sueño profundo,
podras dejar atrás,
crisis, hospitales,
temblores, malestar;
este ir y venir
de buscar solución,
sin poderla encontrar.

En este sueño profundo, mi niño,
ya nadie te va a molestar.
El cielo abre sus puertas para ti
de par en par.
Eres estrella
privilegio de lo etéreo.

Lo que aquí en la tierra,
el destino
no te quiso dar,
en este tu cielo, mi niño
podrás encontrar.

Ya estás en la paz,
en lo eterno, en la calma.
Aquí , nos queda tristeza, rabia, dolor.

Porque en este día
un corazón roto
nos ha quebrado el alma
y nos cuesta mucho
entender este adiós.

Fallecido el 12 de febrero de 2007
a los 20 años.

Alex, tu sonrisa nos acompaña


La muerte de un hijo es lo más terrible para una madre.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada