dimecres, 6 de febrer de 2013

Desde la sencillez de un gran deseo. Recitado




Cuando me siento pequeño

con fuerza insuficiente, 
aunque grande sea mi empeño. 
Pretendo alzar el vuelo 
en un aire de lucha, 
de suspiro. 
Despegando a ras del suelo
 mis andares, 
con afán de volar alto 
y olvidar tantos pesares. 
Pretendo despertar del letargo pasivo. 
Añoro mañanas con brisas de playa, 
con mares en calma, 
con paseos al alba, 
olvidando el transcurso abrumador 
de sombras y nieblas, 
de noches y más noches, 
de espera y más espera.
Este, mi andar torpe, 
tedioso en este estío, 
quiere que el sueño libere 
la cadena que lastima, 
para volver a ser un ave libre, 
que se levante y vuele hacia la cima.


Foto de la red

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada