diumenge, 21 d’agost de 2016

Celos desde el más allá

— Doctora,  le aseguro que es él. Desde aquella mañana que le dio el infarto cuando me fugué con Yamam, regresa cada noche. Merodea imperceptible, pero siento su ráfaga al pasar por mi lado. Veo su silueta gigante en el techo del dormitorio al encender la luz. Me cambia el punto de página de la novela que me prohibió leer, la de la Pasión turca y no adelanto capitulo.
No entiendo por qué cada tarde, si no estoy cansada, tengo que echarme en el diván de su consulta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...